Publicado 24/03/2021 01:10CET

Ecuador.- La Defensoría del Pueblo de Ecuador denuncia a Moreno por delitos de lesa humanidad en las protestas de 2019

Archivo - El presidente de Ecuador, Lenín Moreno
Archivo - El presidente de Ecuador, Lenín Moreno - Carlos Silva/Presidencia Ecuador / DPA - Archivo

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Defensoría del Pueblo de Ecuador ha denunciado formalmente ante la Fiscalía del país al presidente, Lenín Moreno, y a un grupo de ministros, exministros y autoridades de la Policía Nacional ecuatoriana por supuestos delitos de lesa humanidad cometidos durante las protestas de octubre de 2019.

Entre los cargos que se incluyen en la denuncia está la exministra de Gobierno María Paula Romo, el excomandante de la Policía Nelson Villegas, el exjefe del Estado Mayor de la Policía Lenín Bolaños, la general Maria Fernanda Tamayo, el excomandante de la Policía Patricio Carrillo y el general de Policía Víctor Aráus, así como el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín.

En el escrito remitido a la Fiscalía, la Defensoría pide a las autoridades que no deje salir del país a los acusados.

La denuncia se basa en la investigación no judicial desarrollada durante más de un año por la Comisión para la Justicia y Verdad (CEVJ), que investigó los hechos ocurridos del 3 al 16 de octubre de 2019.

Los resultados fueron presentados hace menos de una semana y han sido rechazados por el Gobierno. Por una parte el Ministerio de Gobierno señaló que el informe se había llevado a cabo por una "comisión extrajuidicial" cuya objetividad puso en duda, en la que dos de sus integrantes renunciaron por no estar de acuerdo con la comisión.

Por esto, "el informe debe ser tomado como una versión de los hechos, pero de ninguna manera como una verdad absoluta", añadió el Ministerio, según recoge 'El Comercio', tras señalar que los hechos ocurridos en octubre de ese año "se dieron en un contexto de extrema violencia en que la Policía Nacional actuó para mantener el orden y el imperio de la ley"

También el Ministerio de Defensa rechazó el informe y volvió a insistir en que las fuerzas de seguridad actuaron para prevenir y contener los hechos de violencia generalizada y de conmoción interna, permitiendo garantizar "la democracia, manteniendo el orden con respeto a los Derechos Humanos, libertades y garantías".

Las protestas comenzaron el 3 de octubre de 2019 después de que el presidente del país, Lenín Moreno, aprobara el fin del subsidio a la gasolina, lo que provocó que transportistas y otros trabajadores cuyos vehículos son sus principales herramientas de trabajo, así como estudiantes y colectivos de indígenas, salieran a las calles para manifestarse en contra de las medidas económicas decretadas por el Gobierno.

Las protestas terminaron el 13 de octubre, tras el acuerdo del Gobierno de Moreno con los representantes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) y en el que se ponía fin a las medidas de austeridad que desencadenaron las protestas.

Contador