Publicado 27/09/2023 06:29

Ecuador.- Ecuador renueva el estado de excepción decretado por la violencia en las cárceles

Archivo - August 12, 2023, Guayaquil, Ecuador: (INT) Police Operation at Zonal Penitentiary No 8, Due to Assassination of popular Presidential Candidate, Fernando Villavicencio. August 12, 2023, Guayaquil, Ecuador:  A joint force of 4,000 Police men and A
Archivo - August 12, 2023, Guayaquil, Ecuador: (INT) Police Operation at Zonal Penitentiary No 8, Due to Assassination of popular Presidential Candidate, Fernando Villavicencio. August 12, 2023, Guayaquil, Ecuador: A joint force of 4,000 Police men and A - Europa Press/Contacto/Alejandro Baque - Archivo

MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, ha decretado este martes la renovación del estado de excepción decretado por la violencia armada en el país, especialmente en las cárceles, el pasado 24 de de julio.

Lasso ha justificado esta ampliación por la "por grave conmoción interna en todos los centros de privación de libertad que integran el Sistema de Rehabilitación Social a nivel nacional", según ha publicado la cadena Ecuavisa.

La medida permite "controlar las circunstancias que han alterado el funcionamiento del sistema penitenciario" y restablecer la "convivencia pacífica, el orden y el normal funcionamiento" de los centros para que estos puedan servir como rehabilitadores sociales.

El Gobierno no podrá volver a prorrogar el estado de excepción debido a que una ley determina que esta solo puede tener una duración máxima de 60 días, que puede renovarse otros 30 días más, como ha sido en este caso.

Durante los primeros meses de 2023, Ecuador ha sufrido un repunte de la violencia armada con el cometimiento de homicidios, asesinatos y sicariatos. Según los datos de 2022 recogidos por el portal especializado Insight Crime, Ecuador registró una tasa de homicidios de 25,9 por cada 100.000 habitantes, una de las más altas de Latinoamérica.

Los niveles alarmantes de violencia han sido claves en la crisis política que atraviesa el país, donde el presidente Lasso ha disuelto la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, ante la imposibilidad de gobernar. El mandatario autorizó a principios de abril la "tenencia y porte de armas de uso civil para defensa personal", entre otras medidas para intentar frenar la incipiente inseguridad, vinculada en el auge del narcotráfico.