Publicado 01/10/2021 09:48CET

Ecuador.- La Fiscalía de Ecuador achaca la matanza en una cárcel de Guayaquil a una lucha entre bandas

Miembros de las fuerzas de seguridad de Ecuador tras unos enfrentamientos entre bandas en una cárcel de Guayaquil
Miembros de las fuerzas de seguridad de Ecuador tras unos enfrentamientos entre bandas en una cárcel de Guayaquil - Marcos Pin/dpa

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Ecuador ha indicado que los recientes enfrentamientos en una cárcel de Guayaquil, que se saldaron con cerca de 120 muertos, habrían estado motivados por una lucha entre bandas y por la intención de las autoridades de trasladar a varios cabecillas a otros centros penitenciarios.

El organismo ha destacado que las investigaciones preliminares han permitido identificar entre las causas las luchas entre bandas para "ostentar el poder" en el interior de la cárcel y esta intención de trasladar a líderes de las mismas a otras prisiones, según ha informado el diario ecuatoriano 'El Comercio'.

La Policía ecuatoriana ha elevado este jueves a 118 el total de víctimas mortales, algunas de ellas fueron decapitadas y sus cadáveres incinerados, al tiempo que ha apuntado que otras 79 resultaron heridas. Los agentes han retomado parcialmente el control de la Penitenciaría del Litoral tras varias redadas.

Así, los agentes han realizado dos incursiones durante la jornada del jueves para incautar armas y explosiones, unas operaciones en las que han participado 900 policías y en las que han contado con el apoyo del Ejército, incluido el despliegue de vehículos blindados.

El presidente de Ecuador, Guuillermo Lasso, decretó el miércoles el estado de excepción en el conjunto del sistema carcelario en base a la "grave conmoción interna". Esta medida regirá durante 60 días y se fundamenta en las circunstancias vividas, y con el fin de "precautelar los derechos" de los presos, según el mandatario.

Con estos serían ya más de 200 personas las que han muerto en las siete prisiones del país en lo que va de año, con una de las más grandes masacres el pasado 23 de febrero en las prisiones de Libertad Zonal 8 y Sierra Centro Norte, en la provincia de Cotopaxi, y en Cuenca, en la provincia de Azuay, que se saldaron con 80 presos sin vida.

Contador