Publicado 07/04/2020 6:20:39 +02:00CET

Ecuador.- HRW pide a Ecuador que investigue y sancione las "graves violaciones" que hubo en las protestas de 2019

Ecuador.- HRW pide a Ecuador que investigue y sancione las "graves violaciones"
Ecuador.- HRW pide a Ecuador que investigue y sancione las "graves violaciones" - Juan Diego Montenegro/dpa - Archivo

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha pedido este lunes al Gobierno de Ecuador que lleve a cabo las investigaciones y sanciones pertinentes contra los miembros de las fuerzas de seguridad que cometieron "graves violaciones" durante las manifestaciones que se produjeron en el país entre el 3 y el 13 de octubre de 2019.

"Al igual que muchos países, Ecuador pronto puede enfrentar una crisis económica como consecuencia de la pandemia de coronavirus y la lección para el Gobierno de las protestas del año pasado es que es esencial que la Policía actúe dentro de la ley", ha reafirmado el director de HRW para las Américas, José Miguel Vivanco.

La ONG ha señalado que, pese a la actual situación que vive el país en relación a la crisis sanitaria global causada por el Covid-19, el Estado ecuatoriano tiene que hacer el esfuerzo de hallar a los responsables de los abusos de las protestas de 2019 "para disuadir los abusos futuros por parte de las fuerzas de seguridad", así como "los delitos cometidos por manifestantes".

HRW ha recordado que, durante las protestas, la Policía se empleó con dureza no sólo contra manifestantes, sino también contra la prensa, la cual también fue víctima de agresiones por parte de algunos manifestantes.

De acuerdo con la ONG, los agentes dispararon gases lacrimógenos "directamente contra manifestantes y a corta distancia", además de "golpear brutalmente" y llevar a cabo "detenciones arbitrarias".

Si bien HRW ha señalado que algunos manifestantes "cometieron delitos graves contra la Policía y destrozaron bienes públicos y privados", también ha acusado a las fuerzas de seguridad ecuatorianas de haber sido responsables de, al menos, cuatro de las once muertes que se produjeron aquellos días, según los datos que maneja el Defensor del Pueblo de Ecuador y a los que la ONG ha tenido acceso.

1.228 DETENCIONES

La ONG ha explicado que, para llevar a cabo su investigación, se ha entrevistado con periodistas, abogados y víctimas, además de haber analizado imágenes de las manifestaciones y los informes de organizaciones de Derechos Humanos y oficinas gubernamentales, así como otros informes acerca de la actuación de las autoridades que se solicitaron al Ministerio del Interior y a la Fiscalía.

Por su parte, el Defensor del Pueblo ha trasladado a HRW que se detuvo a 1.228 personas, de las cuales el 75 por ciento ya fueron liberadas tras no encontrar los jueces razones legales que justificasen estas arrestos.

"Las autoridades deberían impulsar activamente investigaciones rigurosas e imparciales sobre los abusos policiales y los actos de violencia cometidos durante las protestas de 2019", una vez finalice el estado de emergencia decretado para frenar la pandemia del Covid-19, ha dicho la ONG.

Las protestas comenzaron el 3 de octubre después de que el presidente del país, Lenín Moreno, aprobara el fin del subsidio a la gasolina, lo que provocó que transportistas y otros trabajadores cuyos vehículos son sus principales herramientas de trabajo, así como estudiantes y colectivos de indígenas, salieran a las calles para manifestarse en contra de las medidas económicas decretadas por el Gobierno.

Las protestas terminaron el 13 de octubre, tras el acuerdo del Gobierno de Moreno con los representantes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) y en el que se ponía fin a las medidas de austeridad que desencadenaron las protestas.

No sólo HRW ha denunciado la respuesta "desmedida" de las fuerzas de seguridad, también lo han hecho a Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH).

Si bien estos organismos también han señalado que algunos manifestantes cometieron saqueo y vandalismo contra edificios gubernamentales y de empresas privadas, además de casos en los que mantuvieron cautivos a algunos agentes, ha precisado que es necesario que el Gobierno de Ecuador realice "investigaciones independientes e imparciales sobre los abusos y la violencia que se produjo durante las protestas".

Por su parte, las autoridades ecuatorianas han denunciado que durante las protestas 435 agentes resultaron heridos. Human Rights Watch ha explicado que algunos de ellos perdieron un ojo o sufrieron quemaduras graves tras recibir los impactos de cócteles molotov.

El ministerio del Interior también ha informado de que al menos 200 agentes de Policía fueron retenidos contra su voluntad durante varios días por parte de algunos manifestantes.

INVESTIGACIONES INTERNAS

Por su parte, el Ministerio del Interior ha comunicado a HRW que, desde diciembre, la Policía del país se encuentra investigando casi una treintena de casos en los que supuestamente se habrían cometido abusos por parte de los agentes.

A su vez, la Fiscalía, que ha registrado 700 denuncias de delitos cometidos durante aquellos días de protestas, también ha anunciado, ha dicho la ONG, que hay un grupo de fiscales encargados de investigar las presuntas violaciones que se pudieron cometer contra los Derechos Humanos, así como otros delitos de seguridad pública.

Los 700 informes que ha recopilado la Fiscalía recogen diversos delitos, que van desde el homicidio, lesiones y el abuso de autoridad, hasta la pertenencia a "grupo subversivo", el robo y la asociación ilícita.

No obstante, ha dicho la ONG, la Fiscalía no ha especificado en qué casos la Policía podría estar implicada y ha rehusado facilitar más información, ya que los casos se encuentran en "investigación preliminar", lo que supone su confidencialidad de acuerdo con la legislación ecuatoriana.