Ecuador.- Los indígenas aseguran que continuarán los paros y el ministro de Gobierno anticipa su salida del cargo

Actualizado 16/03/2006 20:07:00 CET

QUITO, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los grupos indígenas que realizan paros en la provincia de Cotopaxi desde el inicio de esta semana en protesta por la negociación de un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Ecuador y Estados Unidos así como por la presencia de la petrolera estadounidense OXY en los yacimientos del país, aseguraron hoy que las movilizaciones continuarán hasta que el Gobierno suspenda las negociaciones o convoque un referéndum para que sea el pueblo quién decida sobre el TLC.

Asimismo, el ministro de Gobierno, Alfredo Castillo, quien ayer comunicó al presidente Alfredo Palacio su dimisión por desavenencias en la forma en que la Administración está llevando a cabo las negociaciones del acuerdo de libre comercio, adelantó la fecha de su salida del Gobierno y abandona su cargo hoy, pese a que un principio pensaba hacerlo mañana.

En cuanto a los paros en Cotopaxi, el prefecto de la provincia, César Umajinga, adelantó hoy que a partir de este medio día se suspendería el paro provincial y el levantamiento indígena en contra del Gobierno, hecho que desmintió un líder indígena, que indicó que se unirán a las movilizaciones las provincias de Azuay y Bolívar.

Cotopaxi inició las medidas de hecho el lunes en rechazo al Tratado de Libre Comercio (TLC) y en demanda de la caducidad del contrato ecuatoriano con la empresa petrolera estadounidense Occidental (OXY).

Los indígenas mantendrán hoy reuniones para decidir si extienden los paros o realizan levantamientos más agresivos, ya que las declaraciones del presidente anoche en la televisión pública han encendido aún más los ánimos.

El Jefe de Estado dijo anoche que estaba decidido a firmar el TLC y lo pondría a ratificación del pueblo después de que se cierre el proceso de negociación que se celebrará en Washington.

"LA ESPECULACION DIRIGE AL ESTADO"

En cuanto al ya ex ministro de Gobierno, este lamentó hoy que en la actualidad el Poder se encuentre en los "intereses financieros especulativos" de la banca, la cual ha contado con el respaldo de "casi todos" los grandes medios de comunicación.

"El hecho es que en Ecuador se constituyó un aparato financiero especulativo que conduce al Estado", aseguró. "Ellos han producido el paro histórico de este país, que es la tragedia mayor del Ecuador", remarcó Castillo.

En este contexto, crece el miedo de las autoridades a un posible levantamiento popular, como mostró hoy el presidente del Congreso, Wilfrido Lucero, quien aseguró que teme que el Estado "camine a su disolución" frente a la ola de paros que enfrenta el país.

Lucero se reunió ayer con Palacio, a quien le hizo llegar su preocupación por las paralizaciones en varias provincias. Según el congresista, Ecuador "va camino a la anarquía y probablemente a la disolución", expresó.

A su juicio, y según manifestó al presidente, las medidas que están tomando los manifestantes no son las más adecuadas para resolver los problemas, porque no se adelanta nada "destruyendo carreteras, boicoteando el transporte quemando ruedas y generando violencia" y animó a ambas parte a sentarse y hablar como medio para matizar las diferencias.