Publicado 15/07/2020 23:16CET

Ecuador.- IU acusa a Moreno de convertir Ecuador "en dictadura con fachada democrática" por inhabilitar el partido de Correa

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El responsable federal de Política Internacional de Izquierda Unida, Francisco Pérez Esteban, ha acusado al presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, de convertir Ecuador "en una dictadura con fachada democrática" después de que el expresidente Rafael Correa haya denunciado que su partido ha sido inhabilitado para los comicios de 2021.

Correa denunció este martes en redes sociales que el Consejo Nacional Electoral (CNE) eliminará al movimiento Fuerza Compromiso Social Lista 5 del registro de organizaciones políticas habilitadas para participar en el proceso electoral del próximo año. "Nos roban nuevamente la democracia", escribió el expresidente en Twitter.

Para Pérez Esteban, esta decisión demostraría que el CNE "ha cedido a las múltiples presiones lanzadas por el Gobierno de Lenín Moreno para sacar deliberadamente de las próximas elecciones presidenciales a la fuerza política de Correa cuando figura primera en las encuestas". "Moreno convierte así de hecho a Ecuador en una dictadura con fachada democrática", ha añadido.

El dirigente federal de IU ha subrayado que el actual Gobierno ecuatoriano, "neoliberal en lo económico y antipopular en lo social", ha dado muestras desde hace años "de un creciente autoritarismo, control totalitario de las instituciones y represión de las movilizaciones populares, hasta llegar a esta imposición injustificable democráticamente".

"De ninguna forma se puede considerar que las elecciones en Ecuador serán libres y transparentes si impiden el derecho de participación de la única formación progresista y de izquierdas con posibilidades claras de lograr un cambio político en el país. La inhabilitación electoral de Compromiso Social persigue simplemente que la izquierda no venza en Ecuador", ha argumentado.

En la misma línea, ha indicado que la inhabilitación del partido de Correa se situaría en el marco de "la persecución política y judicial sin justificación alguna de la que son víctimas Rafael Correa y los principales dirigentes de su partido". "La Fiscalía ecuatoriana, absolutamente permeable a las presiones políticas, lleva presentadas hasta 28 querellas contra el expresidente ecuatoriano, de las cuales ya han decaído 25", ha añadido.

Sobre este punto, el dirigente federal de IU ha acusado a la "derecha ecuatoriana" de ejecutar "con impunidad" una estrategia basada "en acusaciones falsas y montajes judiciales para impedir que Correa vuelva a su país y concrete el apoyo democrático mayoritario que tiene".