La Policía de Ecuador pide disculpas por el golpe de Estado contra Correa

Actualizado 30/09/2011 19:39:58 CET

QUITO, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alto mando de la Policía de Ecuador ha pedido disculpas este viernes por los hechos ocurridos hace un año durante el intento de golpe de Estado contra el presidente de ese país, Rafael Correa, que comenzó con una revuelta de oficiales que dejó diez muertos y casi 300 heridos.

"En nombre de mi gente, de mis policías, quiero pedir disculpas por lo que sucedió en ese fatídico día", ha expresado el comandante del Distrito Metropolitano de Quito, Juan Carlos Rueda, en un discurso a la nación.

Los policías han lamentado la muerte de los oficiales durante el rescate de Correa de un hospital en Quito, donde permaneció horas secuestrado, informa la Presidencia de Ecuador en un comunicado.

"Ser policía del Ecuador es saber decir, me equivoqué y proponerse no cometer el mismo error", ha expresado a su turno el comandante General de Policía, Patricio Franco, al ratificar su apoyo al Estado de derecho.

El intento de golpe de Estado comenzó el 30 de septiembre de 2010 por la mañana con una revuelta por parte de un grupo de policías que se declaró en desobediencia y promovió manifestaciones en la calle contra la Ley de Servicio Público aprobada el día anterior. La situación empeoró cuando los oficiales cerraron el aeropuerto de Quito y convocaron una huelga nacional.

En un intento por apaciguar los ánimos, Correa se dirigió hasta el cuartel policial --principal foco de las protestas-- lo que enfureció a los oficiales que provocaron disturbios. El mandatario resultó herido y tuvo que ser trasladado a un hospital de la capital, donde permaneció secuestrado hasta la madrugada del 1 de octubre.

SOLIDARIDAD MILITAR

Las Fuerzas Armadas de Ecuador han aprovechado también este primer aniversario del intento de golpe de Estado para expresar su respeto a la democracia y a los derechos de los ciudadanos.

"Las Fuerzas Armadas ratifican su vocación de servicio a la nación, respeto a la institucionalidad del Estado e invocan, una vez más, a la unidad nacional", ha afirmado el jefe del Comando Conjunto de la institución, el general Ernesto González, en un discurso transmitido a través de los medios.

González, quien estuvo acompañado del Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina, ha ratificado la versión oficial de que Correa habría sido detenido por "insurrectos" en un hospital. El mandatario "estaba impedido de abandonar las instalaciones del hospital de la Policía y su integridad se encontraba en grave riesgo, situación que se agravaba, cada vez más, por la actitud violenta de algunos elementos sublevados y la presencia de francotiradores apostados en lugares estratégicos".

Durante el rescate de Correa murieron varios oficiales y más de 40 personas resultaron heridas, sin embargo, González ha dejado claro que "bajo ninguna circunstancia se consideró abrir fuego contra el hospital o el personal que se encontraba en su interior".

La intervención militar del hospital "se limitó a lograr la salida y traslado" de Correa "en condiciones de seguridad", ha enfatizado el jefe militar. "De no haberse presentado resistencia armada, nunca hubiera tenido lugar enfrentamiento alguno", ha indicado.

El Gobierno y organizaciones ciudadanas han preparado para este viernes varios actos para conmemorar este primer aniversario del intento de golpe de Estado.