Actualizado 01/10/2010 18:43 CET

El presidente de Asamblea confía que investigación revele a "verdaderos autores"

ZARAGOZA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asamblea Nacional de Ecuador, Fernando Cordero, ha confiado este viernes en que la investigación que llevará a cabo la Fiscalía sobre los sucesos ocurridos ayer en el país saque a la luz a los "verdaderos autores" del intento de derrocar al presidente Rafael Correa. La principal hipótesis que bajaran las autoridades ecuatorianas es que esté detrás el ex presidente Lucio Gutierrez.

Cordero, que se encuentra de visita en Zaragoza, ha denunciado que "el ataúd estaba comprado" para el presidente Correa, quien permaneció varias hora sitiado por policías, que protestaban por la suspensión de algunas bonificaciones, en el interior de un hospital militar en la capital.

Cordero ha confiado, durante su visita a las Cortes de Aragón, en Zaragoza, en que la Fiscalía de Ecuador realice una indagación "imparcial", pero también "suficientemente radical", es decir, "en profundidad", para dar con los "verdaderos autores, cómplices y encubridores".

Aunque no se ha manifestado expresamente sobre Lucio Gutiérrez, Cordero tampoco ha negado esta hipótesis tras ser preguntado. Fuentes oficiales consultadas por Europa Press han manifestado que la intervención de Gutiérrez es la línea principal de investigación.

Tras afirmar que los agentes de la Policía Nacional de Ecuador que han participado en el golpe "no estaban bien informados", ha avisado de que no habrá "impunidad" para los golpistas, tras lo que ha anunciado que "muchas cosas se verán en las próximas horas" y ha comentado que los policías detenidos ya están aportando información.

Fernando Cordero ha indicado que "muchas operaciones de inteligencia se hicieron simultáneamente" y ha aseverado que "nada parece estar desconectado", tras lo que ha aludido a cómo la Asamblea Nacional fue "asaltada" por un partido político días atrás.

El jefe del Legislativo ecuatoriano ha indicado que los golpistas anularon las conexiones vía satélite para impedir que la población estuviera informada y, además, borraron todas las imágenes captadas hasta el momento, creyendo que no había copias disponibles.

TERRORISMO

Fernando Cordero ha agradecido la "solidaridad" de España y de todos los Parlamentos que han mostrado su apoyo a la democracia en Ecuador, tras lo que ha indicado que el Gobierno legítimo de Rafael Correa "nunca tuvo intención de aceptar" el golpe y, de hecho, "lo único que hemos hecho es defender la democracia" frente a "la vieja forma de hacer política", el golpismo, que es "otra forma de terrorismo".

De los momentos en que Rafael Correa se vio envuelto en disturbios que derivaron en un tiroteo, Fernando Cordero ha explicado que "estuvo a punto de ser muerto" y se salvó por "su intuición y espontaneidad", ya que "les cambió el guión" a los golpistas, fue a hablar con sus seguidores "y eso cambió sus planes".

El presidente de la Asamblea Nacional de Ecuador ha lamentado estas "tristes jornadas" y ha anunciado que "se va a mantener el estado de sitio", del que ha dicho que es "una limitación de garantías".

Fernando Cordero ha dado por terminada la "asonada policial" al afirmar que los agentes ahora se dedican a "lo que siempre tienen que hacer", como es cuidar los bienes, las vidas y la circulación.

La reacción mundial fue una muestra de apoyo al Gobierno legítimo de Ecuador, ha continuado Fernando Cordero, quien ha expresado que Estados Unidos fue uno de los primeros países que condenaron el golpe.