Ecuador.- El presidente Palacio justifica el cambio en los "injustos" y "asimétricos" contratos petroleros

Actualizado 11/04/2006 7:51:10 CET

QUITO, 11 Abr. (EP/AP) -

Los contratos petroleros que estaban vigentes en Ecuador y que deben ser modificados por una reciente reforma impulsada por el Gobierno fueron injustos, asimétricos y causaron ingentes perjuicios para el país, dijo ayer lunes el presidente Alfredo Palacio.

El viernes, el presidente aprobó una reforma a la ley de hidrocarburos estableciendo el reparto al menos equitativo de los ingresos no programados, alrededor de 30 dólares por cada barril, derivados de los altos precios del crudo.

En cadena nacional de radio y televisión, expresó que la mayor parte de los contratos petroleros de participación "han sido injustos con los intereses nacionales, la asimetría alcanzó niveles monumentales con el aumento del precio del petróleo, que aparentemente nadie pudo prever".

Aseguró que el hecho, al que calificó como "grave omisión", causó perjuicios para el país.

"Por largos años nadie se preocupó por corregir ese grave error, que le privó al país de contar con recursos para atender las clamorosas necesidades del pueblo", dijo.

"Entre el 2003 y el 2005 el estado dejó de recibir 731 millones de dólares de los ingresos petroleros extraordinarios", precisó Palacio, quien aseguró que en el segundo semestre del 2006, tras la reforma, Ecuador espera obtener 217 millones de dólares como producto de esos ingresos no esperados.

Defendió la reforma legal de la que destacó las disposiciones, garantizando al estado su participación en los ingresos extraordinarios, así como restituyendo el equilibrio económico de los acuerdos.

Palacio añadió que los cambios recién aprobados respetan los contratos vigentes y no son retroactivos. Aseguró que el Gobierno ha cumplido "un acto de justicia, de equidad y de soberanía".

La reforma afectó a una docena de transnacionales petroleras que operaban en el país mediante contratos de participación. Ecuador produce alrededor de 535.000 barriles de crudo diarios.