Ecuador.- El principal líder opositor busca acabar con la "franquicia ideológica" de Correa en las presidenciales

Actualizado 12/12/2012 22:48:42 CET

GUAYAQUIL (ECUADOR), 12 Dic. (Reuters/EP) -

El empresario y banquero ecuatoriano Guillermo Lasso ha manifestado su intención de acabar con la "franquicia ideológica" del Gobierno del presidente Rafael Correa si consigue la Jefatura de Estado en las elecciones de dentro de dos meses.

Lasso figura como uno de los principales candidatos opositores a Correa. Sin embargo, el jefe del Estado ecuatoriano se mantiene 30 puntos por delante del empresario, según la mayor parte de las encuestas, de cara a los comicios presidenciales de febrero.

El banquero ha declarado que el país necesita cambiar las políticas económicas socialistas por propuestas que impliquen el pago de menos impuestos y el fomento al sector privado para dejar atrás la "franquicia ideológica" que se ha impuesto en Ecuador, así como en Venezuela, Bolivia o Nicaragua.

"Parte de este menú ideológico es decirnos que el Estado es prácticamente el único protagonista del desarrollo, y se debe expandir la economía estatal, quitando espacio a la economía privada", ha criticado.

"Creo que el empleo es la mejor herramienta para salir de la pobreza", ha destacado. "Mi propuesta de Gobierno es apoyar el emprendimiento, apoyar a los emprendedores a través de reducción de impuestos, reducción de trámites burocráticos", ha explicado.

Lasso, que ha destacado sus orígenes humildes, ha manifestado su intención de impulsar la inversión extranjera y firmar acuerdos de libre comercio con los países desarrollados para expandir las exportaciones.

Aunque Correa ha conseguido desde 2010 impulsar la economía, ésta depende directamente del petróleo. Lasso ha manifestado su intención de permitir la entrada de capital privado para diversificar la economía y evitar los cambios constantes de la legislación.

Correa figura por delante en todos los sondeos, aunque la oposición busca evitar que el presidente salga elegido en la primera vuelta, para lo que tendría que conseguir más del 50 por ciento de los votos o el 40 por ciento y una diferencia de diez puntos respecto al segundo.

Lasso ha señalado que no cree que su condición de banquero le perjudique ante el electorado, a pesar de la mala prensa de este colectivo tras la crisis de 1999 que provocó la pérdida de los ahorros de muchos ecuatorianos.

"Llevo cerca de cuatro años recorriendo Ecuador, hablando con todos los estamentos de la sociedad ecuatoriana", ha afirmado. "Lo que yo propongo es a lo que ellos aspiran: salir de la pobreza. ¿Y como salir de la pobreza? Generando empleo", ha añadido.