Publicado 22/07/2021 13:03CET

EEUU/Alemania.- Merkel describe como un "buen paso" el acuerdo con EEUU sobre el gasoducto Nord Stream 2

Archivo - Material para la construcción del gasoducto Nord Stream 2 entre Rusia y Alemania
Archivo - Material para la construcción del gasoducto Nord Stream 2 entre Rusia y Alemania - Stefan Sauer/dpa-Zentralbild/dpa - Archivo

BERLÍN, 22 Jul. (DPA/EP) -

La canciller de Alemania, Angela Merkel, ha descrito este jueves como un "buen paso" el acuerdo alcanzado entre Berlín y Washington en relación con el gasoducto Nord Stream 2, que transportará gas desde Rusia hasta Alemania.

Merkel ha sostenido que el acuerdo no significa el fin de todas la diferencias respecto al polémico gasoducto germano-ruso, sino más bien un intento por establecer ciertas condiciones entre ambas potencias.

Así, la canciller alemana ha sostenido que Ucrania seguirá siendo un país de tránsito del gas ruso con destino a Europa y que la energía no pueda usarse para poner a Ucrania en una situación difícil, según ha recogido la agencia alemana de noticias DPA.

En este sentido, ha destacado que el acuerdo, anunciado el miércoles por la noche, ha sido consensuado con el Gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, sin que el Congreso del país norteamericano se haya pronunciado por el momento.

Por su parte, el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, ha aplaudido el acuerdo y ha dicho sentirse "aliviado" por haber logrado "una solución constructiva con Estados Unidos sobre la cuestión del Nord Stream 2", según un mensaje en su cuenta en la red social Twitter.

"Apoyaremos a Ucrania en la construcción de un sector energético ecológico y trabajaremos para asegurar el tránsito de gas a través de Ucrania en la próxima década", ha apuntado. "Como socios transatlánticos, estamos firmemente al lado de Ucrania", ha zanjado.

Por su parte, el embajador de Rusia en Estados Unidos, Anatoli Antonov, ha rechazado las acusaciones a Rusia recogidas en la declaración de Alemania y Estados Unidos y ha lamentado la "tonalidad hostil" de ambos países, lo que "contradice fundamentalmente el espíritu de las conversaciones de dos presidentes en Ginebra el 16 de junio".

Contador