Publicado 11/03/2021 08:59CET

EEUU aplaude la aprobación del nuevo Gobierno de Libia y pide garantizar unas elecciones "libres y justas" en diciembre

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken.
El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken. - Ron Przysucha/US Department of S / DPA

Reclama que se respete el alto el fuego y la retirada de "todas las fuerzas extranjeras y mercenarios"

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha afirmado que la aprobación del nuevo Gobierno de unidad de Libia por parte de la Cámara de Representantes supone "un hito" y ha pedido a las autoridades que "den los pasos necesarios para garantizar unas elecciones libres y justas" en diciembre de este año, como parte del proceso de transición.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ha aplaudido el resultado de la votación y ha dicho que es un avance para cumplir la 'hoja de ruta' del Foro de Diálogo Político Libio (LPDF) "para un Gobierno de unidad interno que sea efectivo y unificado".

"Una transferencia del poder sin problemas y ordenada a los líderes elegidos por el pueblo libio en las elecciones es clave para consolidar el proceso democrático en Libia", ha adelantado, antes de pedir al nuevo Ejecutivo que "aplique" el acuerdo de alto el fuego de octubre, garantice los servicios básicos, inicie un proceso de reconciliación nacional y haga frente a la crisis económica.

Blinken ha destacado además la labor "clave" del primer ministro saliente del Gobierno de unidad, Fayez Serraj, y ha pedido "a todas las partes" que "mantengan este impulso positivo y apoyen la total aplicación del acuerdo de alto el fuego, restauren el respeto total al embargo de armas de Naciones Unidas y pongan fin a la interferencia extranjera".

"Todos los actores libios e internacionales deben apoyar estos pasos, incluida la retirada inmediata de todas las fuerzas extranjeras y mercenarios", ha apuntado, al tiempo que ha recalcado que "Estados Unidos está con el pueblo libio mientras trabaja para establecer una paz duradera y seguridad en su país".

La votación a la propuesta de Gobierno del nuevo primer ministro, Abdul Hamid Dbeibé, se saldó con el voto favorable de 132 parlamentarios, mientras que dos se abstuvieron y 36 no se presentaron a la que fue la tercera jornada de sesiones para abordar la composición del Ejecutivo.

Tras ello, el hasta ahora primer ministro encargado hizo en la necesidad de aprobar los Presupuestos para 2021 y la ley que regirá el referéndum sobre las enmiendas a la Constitución, al tiempo que se comprometió a apoyar los trabajos de la comisión electoral de cara a la organización de los comicios, antes de prometer que durante su mandato no volverá a haber una guerra en el país.

Dbeibé fue elegido como nuevo primer ministro en el marco del Foro de Diálogo Político Libio (LPDF), que nombró además a Mohamad Yunes Menfi como presidente del Consejo Presidencia, organismo integrado también por Mosa al Koni y Abdulá Husein al Lafi. Cada uno de ellos representa a una de las tres regiones del país.

El respaldo de la Cámara de Representantes al Gobierno de Dbeibé pone fin al mandato del Gobierno de unidad liderado por Serraj, que surgió en 2015 a raíz del acuerdo político alcanzado en 2014 en la ciudad marroquí de Sjirat. El propio Serraj ha felicitado a Dbeibé y ha hablado de "un paso importante para poner fin a las luchas y la división".

Los contactos entre las partes se han intensificado desde que el Gobierno de unidad, reconocido internacionalmente y respaldado militarmente por Turquía, rechazara la ofensiva lanzada en abril de 2019 contra la capital, Trípoli, por el general Jalifa Haftar, leal a las autoridades asentadas en el este del país y que cuenta con el respaldo de Egipto, Rusia y Emiratos Árabes Unidos (EAU).

La duplicidad institucional en Libia deriva a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido del citado acuerdo de Sjirat, consiguieran pactar su unificación desde entonces.