Publicado 16/04/2021 23:09CET

EEUU.- Biden rompe su promesa y mantendrá el mínimo de 15.000 permisos de entrada para refugiados fijado por Trump

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden - AMR ALFIKY / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha anunciado este viernes que no ampliará el número de personas refugiadas que pueden ingresar al país, tal y como prometió durante la campaña electoral, y mantendrá el mínimo histórico de 15.000 permisos fijados por su antecesor, Donald Trump.

La decisión no ha sentado nada bien entre las asociaciones civiles y sus aliados en el Congreso, como la representante demócrata por Washington Pramila Jayapal, quien ha calificado de "inaceptable e inconcebible" que la actual Administración no haya revocado "de inmediato" la cuota "dañina, xenófoba y racista de Donald Trump".

Si bien Biden llegó a firmar una orden ejecutiva que eliminaba las categorías impuestas por Trump para delimitar quién podía acogerse al estatus de refugiado, finalmente el presidente estadounidense no ha ampliado el número de los permisos, tras haberse incluso anunciado que podrían haber llegado hasta los 62.500.

Para el senador demócrata y presidente del comité de Asuntos Exteriores del Senado, Bob Menéndez, mantener la directriz de Trump en esta cuestión "socava" la promesa que Biden realizó y "amenaza al liderazgo estadounidense en la migración forzada", tal y como se lo ha transmitido al propio presidente a través de una carta.

La Casa Blanca ha explicado la decisión viene motivada por la actual crisis migratoria en la frontera sur, una "situación de emergencia imprevista" que ya habría colapsado los servicios y las oficinas federales encargadas de tramitar las peticiones de asilo.

Desde que comenzó este año fiscal en octubre, menos de 2.200 refugiados han sido admitidos en Estados Unidos, según datos del Departamento de Estado a los que ha tenido acceso la cadena CBS. La cifra más baja, con Trump alojado en la Casa Blanca, data de 2020, cuando sólo 11.800 refugiados pudieron entrar al país.

Contador