Publicado 12/04/2021 15:47CET

EEUU.- Blinken acompañará al jefe del Pentágono en su viaje a la OTAN en pleno debate sobre Afganistán

Archivo - Antony Blinken comparece ante el Congreso
Archivo - Antony Blinken comparece ante el Congreso - KEN CEDENO-POOL/GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, se sumará al responsable de Defensa norteamericano, Lloyd Austin, en el viaje a Bruselas que este había anunciado para esta semana y que tendrá como principal parada la sede de la OTAN, en pleno debate por el futuro de la misión militar internacional en Afganistán.

El Departamento de Estado ha anunciado este lunes que Blinken se unirá al jefe del Pentágono para tratar una serie de "prioridades compartida" con otros aliados. Para el miércoles ya estaba prevista una reunión de Austin con el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg.

Blinken, que ya visitó recientemente Bruselas, donde participó en una reunión ministerial de la OTAN, aprovechará la oportunidad para "reafirmar el compromiso" de Estados Unidos con una Alianza a la que le llovieron todo tipo de críticas durante la etapa de Donald Trump en la Casa Blanca.

El jefe de la diplomacia estadounidense también tiene previsto verse con otros homólogos europeos, si bien la nota oficial de su Ministerio no entra en más detalles sobre futuros encuentros.

La visita tendrá lugar a pocas semanas de cumplirse el plazo del 1 de mayo que marca la salida de las tropas extranjeras de Afganistán, una fecha contemplada en el acuerdo de Doha firmado por Washington y los talibán.

Estados Unidos, que ve difícil cumplir ese plazo, está actualmente evaluando la evolución del proceso de paz entre Kabul y los talibán y la situación en el terreno antes de ordenar la retirada. Mientras que los aliados de la OTAN, que querían decidir ya en febrero su presencia en Afganistán, han aplazado el asunto a la espera de los pasos que dé la nueva Administración estadounidense.

La Casa Blanca ha recalcado que comparte con los aliados la intención de zanjar el conflicto en Afganistán y salir de forma ordenada, pero a la vez quiere preservar la seguridad y estabilidad para evitar que el país se convierta en un "santuario" del terrorismo.

La organización militar mantiene su misión de adiestramientos de las fuerzas afganas y, pese a los ajustes en su presencia, cuenta ahora mismo con 9.600 efectivos en el país, de los cuales 2.500 son estadounidenses, tras el fuerte repliegue acometido por Washington los últimos años.