Actualizado 17/12/2013 22:34 CET

EEUU.- La Cámara convoca a Kerry para responder a las "serias preocupaciones" sobre el acuerdo nuclear iraní

Acuerdo con Irán sobre programa nuclear
REUTERS

WASHINGTON, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos ha convocado este viernes al jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, para que explique la semana que viene el acuerdo sobre el programa nuclear iraní rubricado hace tres semanas en Ginebra y en virtud de "serias preocupaciones" que despierta entre sus miembros.

El presidente del comité, el representante republicano por California, Ed Royce, ha trasladado sus "serias preocupaciones" en un comunicado y ha confirmado que Kerry será objeto de un intensivo interrogatorio sobre las aristas del acuerdo firmado entre el Grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido más Alemania).

El centro de las preocupaciones del comité es el alivio de las sanciones económicas y financieras impuestas al régimen iraní y que supondrá un balón de oxígeno para su estrangulada economía, cuyos ingresos proceden principalmente de la exportación de petróleo, sujeta a fuertes restricciones en los últimos años.

"Esta comparecencia será una oportunidad para los miembros del comité de ambos partidos para presionar al secretario Kerry para que explique por qué la Administración (del presidente Barack) Obama cree que el acuerdo para suavizar las sanciones es el camino correcto", afirma Royce en el comunicado.

Royce y la decena de legisladores que integran el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara ya han escuchado las explicaciones de los funcionarios del Departamento del Tesoro David Cohen y del Departamento de Estado Wendy Sherman, según el portal Politico.

El Comité Bancario del Senado también escuchará las explicaciones de Cohen y Sherman, y propugnará por evitar más sanciones económicas contra Irán. La Cámara de Representantes está controlada por la mayoría republicana, partidarios de endurecer la política hacia Teherán, mientras que el Senado está en manos de la mayoría demócrata, más en la línea del presidente Obama de aflojar la presión al régimen iraní.