EEUU.-El candidato republicano acusado de extorsionar a los votantes hispanos declara su inocencia y asegura su victoria

Actualizado 23/10/2006 15:56:10 CET

Su portavoz de campaña reconoce que las cartas amenazantes salieron de su oficina y atribuye la polémica a un error de traducción

CALIFORNIA, EEUU, 23 Oct. (EP/AP) -

El candidato republicano cuya campaña fue ligada a una carta intimidatoria enviada a votantes latinos juró ayer que permanecerá en la contienda y criticó a sus detractores. "Soy inocente. De ninguna manera me voy a retirar", dijo Tan Nguyen a la prensa en la sede de su campaña. "No voy a dejar esta contienda; voy a ganarla", añadió.

Sin embargo, el portavoz de la campaña de Tan Nguyen y ex fiscal federal, William Braniff, reconoció que las cartas amenazantes se originaron en la oficina de campaña de Nguyen aunque declinó dar mayores detalles, en alusión a las investigaciones estatales y federales en curso.

Nguyen, inmigrante vietnamita que intenta desbancar a la popular congresista demócrata Loretta Sánchez, culpó la semana pasada a uno de sus trabajadores -a quien no identificó- de enviar 14.000 cartas en las que se advertía a los inmigrantes, principalmente hispanos, que podrían ser deportados o encarcelados si votan el 7 de noviembre.

La aparición de estas misivas provocó que autoridades estatales y federales investigaran el incidente. Nguyen dijo ayer que él no autorizó ni aprobó la carta e informó de que Sánchez estaba detrás de las investigaciones y rehusó comentar si estaba de acuerdo con el contenido de la carta.

"Yo no hablo español y la señora Sánchez sí", remató. "No se ha cometido ningún delito así que, ¿por qué hay una investigación delictiva tres semanas antes de una elección muy importante?. ¿Qué es lo que está pasando?. ¿Quién está atizando esta investigación?", se preguntó.

Nguyen culpó a Sánchez por "avivar la histeria" y a los investigadores por "aterrorizar" a su familia y voluntarios" y de violar su derecho a expresar sus opiniones.

El Partido Republicano del Condado de Orange ha pedido a Nguyen que se retire y el candidato ha sido criticado por varias personas, entre ellas el gobernador Arnold Schwarzenegger, del mismo partido.

El pasado viernes, después de que los investigadores de las autoridades revisaron la oficina de la campaña de Nguyen, un grupo de candidatos locales condenó el envío de las misivas e insinuó que él podría no ser el único republicano involucrado en el escándalo. También fueron registradas la casa de Nguyen y la residencia de uno de sus trabajadores.

La carta, escrita en español, fue enviada a cerca de 14.000 votantes demócratas del condado de Orange. El texto dice: "Se le avisa que si su residencia en este país es ilegal o si es emigrado, votar en una elección federal es un delito que podrá resultar en encarcelamiento y será deportado por votar sin tener derecho a ello". Sin embargo, los inmigrantes naturalizados tienen derecho a votar.

El portavoz culpó de la controversia a los medios informativos, de quienes dijo han hecho una traducción errónea de la carta escrita en español. Así, Braniff dijo que la versión en español de la carta usó la palabra "emigrado", la cual se refiere específicamente a residentes legales pero no a ciudadanos naturalizados.

Por último, dijo que cuando la carta fue traducida al inglés, la palabra "emigrado" se convirtió en "inmigrante" (immigrant) y, no distinguía entre aquellos inmigrantes que eran ciudadanos estadounidenses o simples residentes.