Publicado 01/06/2021 22:53CET

EEUU.- La Casa Blanca dice que "trabajará" con sus socios europeos en relación al caso de espionaje de EEUU y Dinamarca

La subsecretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.
La subsecretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre. - YURI GRIPAS - POOL VIA CNP / ZUMA PRESS / CONTACTO

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La subsecretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, ha informado este martes de que Estados Unidos "trabajará" con sus socios y aliados europeos en relación a las últimas informaciones que aseguran que Dinamarca habría colaborado con Washington para espiar a altos cargos, entre ellos la canciller alemana, Ángela Merkel entre 2012 y 2014.

"Trabajaremos con nuestros aliados y socios europeos para dirigir cualquier pregunta a través de los canales de seguridad nacional apropiados", ha dicho Jean-Pierre en rueda de prensa, tras ser cuestionada por este caso.

"En 2014, Estados Unidos publicó una revisión completa de nuestro enfoque sobre la vigilancia en el extranjero", ha explicado la subsecretaria de prensa de la Casa Blanca, quien ha añadido que ya el expresidente Barack Obama cambió los planteamientos sobre esta cuestión "de manera significativa".

Esta semana, la cadena pública Danmarks Radio publicó, en colaboración con otros medios europeos, que Servicio de Inteligencia de Defensa (FE) de Dinamarca ayudó a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos a espiar a altos cargos de Alemania, Francia, Suecia y Noruega.

Este tipo de acusaciones surgieron en 2013 cuando el excontratista de la NSA Edward Snowden filtró este tipo de informaciones a los medios. En esta ocasión ha comentado la noticia y ha acusado al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de estar al tanto, ya que era vicepresidente en el momento de la supuesta vigilancia, por lo que debería estar "bien preparado" para responder ante Europa.

Snowden saltó a la fama en 2013 tras revelar a la prensa los programas secretos de espionaje global de la NSA. Después de huir inicialmente a Hong Kong, se refugió en Moscú donde pasó varias semanas en la zona de tránsito del aeropuerto de Sheremetievo, hasta recibir en agosto de 2013 asilo por un año, que fue prolongado con posterioridad hasta que recientemente Rusia le dio permiso de residencia indefinido.

Contador