Publicado 04/07/2020 10:57CET

EEUU/China.- El despliegue de EEUU en el mar de la China Meridional hará maniobras militares en plena tensión regional

EEUU/China.- El despliegue de EEUU en el mar de la China Meridional hará maniobr
EEUU/China.- El despliegue de EEUU en el mar de la China Meridional hará maniobr - Natalie Byers/Planet Pix via ZUM / DPA

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los dos portaviones enviados por EEUU al mar de la China Meridional, el 'USS Ronald Reagan' y el 'USS Nimitz', realizarán maniobras militares en paralelo a las que están efectuando de las fuerzas navales chinas en las disputadas aguas para "enviar una señal del compromiso de EEUU con la estabilidad de la región", según el comandante del despliegue, el vicealmirante George M. Wikoff, al 'Wall Street Journal'.

El portavoz de la Séptima Flota, teniente Joe Jeiley, ha corroborado estas maniobras a CNN este sábado. "Estas maniobras son una oportunidad de entrenamiento avanzado para nuestras fuerzas y brinda a los comandantes una flexibilidad operativa bastante importante en caso de que sea necesario recurrir a estas fuerzas en respuesta a situaciones regionales", ha apuntado.

El Departamento de Defensa de EEUU expresó este jueves su preocupación por la decisión de China de realizar ejercicios militares alrededor de las Islas Paracel del 1 al 5 de julio, ya que el área "abarca aguas y territorio en disputa".

Las maniobras chinas, apuntó en ese momento el Pentágono, tienen la intención de desestabilizar aún más la situación en la región y violar un pacto internacional para evitar actividades que intensifiquen las disputas en la zona.

Desde hace años Pekín mantiene una disputa territorial entre China, Vietnam, Brunéi, Malasia y Filipinas sobre varias islas ubicadas en el mar de la China Meridional.

En la plataforma continental de estas islas se descubrieron importantes reservas de hidrocarburos, especialmente en las islas Xisha (las islas Paracel), Nansha (las islas Spratly) y Huangyan (el arrecife de Scarborough).

Aunque EEUU no participa en la disputa, no reconoce las reclamaciones de China e insiste en la necesidad de mantener la "libertad de la navegación".