Publicado 08/06/2020 22:57CET

EEUU.- Cientos de personas se acercan a la capilla ardiente de George Floyd en Houston antes del funeral de este martes

EEUU.- Cientos de personas se acercan a la capilla ardiente de George Floyd en H
EEUU.- Cientos de personas se acercan a la capilla ardiente de George Floyd en H - 2020 POOL / POOL

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cientos de personas han mostrado este lunes sus respetos a George Floyd en la capilla ardiente en el tercer y último servicio celebrado por Floyd esta vez en Houston, Texas, antes del funeral programado para este martes. La muerte de Floyd el pasado 25 de mayo en Mineápolis durante una detención ha provocado una oleada mundial de protestas contra el racismo institucional y la violencia policial.

Floyd creció en el barrio de Houston conocido como Third Ward y allí jugó al fútbol americano. El acto se ha celebrado en la Iglesia Fountain of Praise, que también acogerá el funeral de este martes. El cuerpo de Floyd descansará finalmente en el cementerio Houston Memorial Gardens junto al de su madre, Larcenia Floyd.

Entre los visitantes de la iglesia este martes está el gobernador de Texas, Greg Abbott. "Hoy es un día triste. Desde su muerte no ha habido más que días tristes", ha afirmado Abbott en declaraciones a la prensa desde el templo cristiano.

"Su vida es un testimonio vivo de la forma en la que Estados Unidos y Texas responden a esta tragedia. Estoy aquí para declarar mi compromiso de cooperación con la familia de George Floyd para garantizar que nunca vuelva a ocurrir nada parecido en el estado de Texas", ha añadido. El candidato presidencial demócrata Joe Biden se ha reunido este mismo lunes en Houston con la familia de Floyd.

Los anteriores actos de memoria de cuerpo presente de George Floyd han sido en Mineápolis, donde vivía, y en Raeford, Carolina del Norte, donde nació.

La muerte de Floyd ha provocado una oleada de protestas primero en Estados Unidos y luego a nivel global. Las manifestaciones comenzaron tras difundirse un vídeo en el que se puede ver cómo un policía blanco presiona con su rodilla el cuello de Floyd contra el suelo durante casi nueve minutos en Mineápolis el pasado 25 de mayo. El responsable de la muerte de Floyd y tres agentes más están imputados, el primero por asesinato y los otros dos por colaboración y complicidad.