Actualizado 17/02/2006 4:01:00 +00:00 CET

EEUU/Colombia.- El presidente Uribe muestra su descontento tras la reunión con Bush sobre Tratado de Libre Comercio

WASHINGTON, 17 Feb. (EP/AP) -

El presidente colombiano Alvaro Uribe, en campaña de reelección y obsesionado por el cierre de un tratado de libre comercio con Estados Unidos, según su confesión, mostró ayer jueves un semblante diferente del mostrado en muchas ocasiones anteriores tras una reunión con el presidente George W. Bush en la Casa Blanca.

En los jardines de la Casa Blanca después de la entrevista de unos 45 minutos con Bush, Uribe había dicho que la pasada noche tuvo una fiebre alta debido a un proceso gripal.

Aun así, ha estado cumpliendo un maratónico programa de actividades, desde las 8.00 a.m. de cada día, de entrevistas con miembros del gabinete de Bush y el Congreso para hablar de la vieja y fluida agenda de drogas y terrorismo y de la nueva necesidad de Colombia: el libre comercio.

Hoy viernes, posiblemente el último día de su visita a Washington, Uribe todavía tiene algunas más por delante, incluido un encuentro con la secretaria de Estado Condoleezza Rice.

En una audiencia el jueves ante un panel de la Cámara de Representantes, Rice admitió que este año "tenemos algunos pequeños recortes" presupuestales para Colombia, que el año pasado perdió 22 aviones en la lucha contra el narcotráfico.

"Pero no creo que ello debilite el programa de interdicción", dijo. "Nosotros creemos que éste es un programa sumamente exitoso".

Rice indicó que en términos generales, la ayuda a Colombia que estaba pidiendo Bush en su presupuesto 2007 tampoco tenía grandes cambios y las asignaciones se mantenían altas para la ejecución del Plan Colombia contra las drogas y el terrorismo, y la promoción del desarrollo rural.

"Es muy difícil", dijo Bush en español cuando en una breve comparecencia al lado de Uribe un periodista le preguntó si había posibilidad de cerrar pronto las negociaciones del tratado al que tanto aspira el presidente colombiano.

Uribe dijo al lado de Bush que "esta reunión ha sido buena para la democracia y los intereses de nuestros pueblos, así como para nuestra guerra compartida contra el terrorismo y contra las drogas que lo financian".

Ya en los jardines de la Casa Blanca, Uribe lucía tenso y algo pálido mientras era bombardeado por preguntas de reporteros colombianos si podía anunciar un compromiso político para cerrar las negociaciones antes de su partida a casa en las próximas horas.

"Nuestros países se han comprometido a llegar a un acuerdo", dijo. "Pero, por supuesto, no están todavía allanados todos los detalles por nuestros negociadores".

En un momento, Uribe, tomó el enjambre de micrófonos como si fueran los de un acto público de campaña para las elecciones de mayo y levantando la voz dijo dirigiéndose a opositores que lo criticaban en Colombia: "*A quién se le ocurre que el gobierno puede estar en una negociación de esta envergadura si no fuera con el único propósito de favorecer los más nobles intereses colombianos? Aquí estamos, por resolver los problemas del empleo.

Aquí estamos, por resolver los problemas de la pobreza. Aquí no estamos por caprichos. Aquí no estamos por tentaciones ideológicas.

Cualquiera que sea el que discrepe con nosotros en Colombia, por lo menos debe entender que lo único que estamos buscando aquí es la superior satisfacción de los superiores intereses públicos".

___==

EDITORES: Néstor Ikeda es corresponsal de The Associated Press para América Latina en Washington.

AP-FTP-02-16-06 2014EST