EEUU condena a tres años de prisión al empresario y excandidato presidencial hondureño Yani Rosenthal por blanqueo

honduras
TWITTER
Actualizado 16/12/2017 9:29:14 CET

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El empresario y excandidato a la Presidencia de Honduras, Yani Rosenthal, ha sido condenado por un tribunal del distrito neoyorquino de Manhattan a tres años de prisión por blanqueo de capitales después de entregarse voluntariamente a las autoridades del país norteamericano.

El empresario ha confirmado la decisión del juez de distrito estadounidense John G. Koeltl a través de un comunicado en el que ha agradecido a sus amigos y familiares haberle acompañado durante los últimos meses, según ha informado el diario local 'La Prensa'.

"Hace más de dos décadas viajé a Estados Unidos para enfrentarme a cargos de blanqueo de dinero y otras acusaciones que en el camino han quedado desvirtuadas", ha aseverado Rosenthal, que ha indicado que ha recibido la sentencia "para el único delito del que es culpable: participar en transacciones con bienes de procedencia ilícita. En mi caso, haber comprado vacas sin investigar en profundidad su origen".

Asimismo, el exdiputado ha aceptado la sentencia y ha destacado que no es su papel "debatir lo justo o no de ésta". "Cumpliré los 36 meses, la sentencia recibida, y volveré a Honduras atribulado por los problemas políticos, sociales y económicos", ha aseverado.

El fallo del tribunal tuvo lugar después de que Rosenthal se declarara culpable de los cargos imputados en su contra el 26 de julio ante el mismo juez que lo ha declarado culpable este viernes. Además de la pena a prisión, deberá pagar una multa de 2,5 millones de dólares (2,1 millones de euros).

A finales de noviembre, la Fiscalía de Nueva York acusó al empresario, así como a su padre, el exvicepresidente Jaime Rosenthal y su primo, Yankel, exministro de Inversiones hondureño, de haber convertido el Grupo Continental en una de las principales redes de lavado de capitales al servicio de los cárteles del narcotráfico en la región durante la última década.

Honduras liquidó en octubre el Banco Continental y luego incautó decenas de empresas y lujosas propiedades del conglomerado, que incluía constructoras, inmobiliarias, firmas de telecomunicaciones, exportadoras de alimentos, cementeras y varios canales de televisión.