Publicado 18/10/2021 20:01CET

EEUU.- El Departamento de Justicia de EEUU pide al Supremo bloquear la ley del aborto de Texas

02 October 2021, US, Dallas: People march at Main Street Garden Park to protest recent Texas laws restricting a woman's right to abortion ahead of a Supreme Court hearing this fall. Photo: Avi Adelman/ZUMA Press Wire/dpa
02 October 2021, US, Dallas: People march at Main Street Garden Park to protest recent Texas laws restricting a woman's right to abortion ahead of a Supreme Court hearing this fall. Photo: Avi Adelman/ZUMA Press Wire/dpa - Avi Adelman/ZUMA Press Wire/dpa

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha solicitado formalmente este lunes al Tribunal Supremo bloquear la ley que prohíbe el aborto a partir de las seis semanas en el estado de Texas mientras se desarrolla la batalla legal en torno a la normativa, una de las más estrictas del país norteamericano.

La ley es "claramente inconstitucional" y permitir que siga en vigor "perpetuaría el actual daño irreparable contra miles de mujeres de Texas a las que se está negando sus derechos constitucionales", ha alegado el Departamento de Justicia, según ha recogido la cadena de televisión CNN.

Los jueces del Supremo de Estados Unidos pueden actuar en cualquier momento, pero es probable que soliciten una respuesta de Texas. Una vez la reciba el tribunal, el Departamento de Justicia tiene la oportunidad de responder antes de que el tribunal emita una orden en el caso.

El Departamento de Justicia ya informó el viernes de que pediría al Supremo bloquear la ley de Texas, después de que un tribunal de apelaciones permitiera que la normativa siga en vigor, por lo menos, hasta diciembre, que es cuando está prevista una audiencia para conocer los argumentos orales en el marco de la batalla legal por la polémica ley.

La ley de Texas es una de las más estrictas de Estados Unidos y prohíbe el aborto antes de que muchas mujeres sepan que están embarazadas. Según la norma, el aborto está prohibido cuando se detecta un latido fetal, que a menudo es antes de que la mujer sepa que está embarazada, en torno a las seis semanas de gestación. No hay excepciones para supuestos como la violación o el incesto, aunque existe una excepción por "emergencias médicas".

También permite a los ciudadanos presentar demandas civiles contra cualquier persona que ayude a una mujer embarazada a abortar. Es la primera vez que una ley que prohíbe el aborto a partir de las seis semanas entra en vigor.