Publicado 08/06/2021 19:50CET

EEUU.- El Departamento de Justicia pide que Trump no sea juzgado por difamar a una mujer que le acusó de violación

Archivo - Donald Trump
Archivo - Donald Trump - ANDREA HANKS/WHITE HOUSE / ZUMA PRESS - Archivo

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha solicitado que no se tramite la demanda por difamación presentada por la periodista Elizabeth Jean Carroll contra el expresidente Donald Trump, después de que éste negara con ataques hacia ella una acusación de agresión sexual a mediados de la década de los 90.

La decisión se produce después de que el ahora presidente Biden criticara a Trump durante la pasada campaña electoral de utilizar el Departamento de Justicia como su particular "bufete de abogados", en diversos casos, entre ellos este de agresión sexual, el cual el magnate siempre ha negado con un argumentario que oscilaba entre el "ella no es mi tipo" y el "lo hace para vender libros".

Este lunes por la noche, el Departamento de Justicia ha presentado un escrito a un tribunal federal de apelaciones de Nueva York alegando que Trump no debería ser demandado pues "los supuestos comentarios difamatorios" se produjeron cuando era presidente y estaba abordando "acusaciones sobre irregularidades personales que inspiran dudas sobre su idoneidad para el cargo".

"Los funcionarios públicos electos pueden, y a menudo deben, abordar las acusaciones sobre irregularidades personales que inspiran dudas sobre su idoneidad para el cargo", han señalado los abogados del Departamento de Justicia, quienes reconocen que los ataques a la apariencia física de Carroll fueron "sin duda innecesarios e inapropiados".

"Las declaraciones supuestamente difamatorias hechas en ese contexto están dentro de las funciones de los funcionarios electos, incluso cuando las declaraciones proceden de preguntas de la prensa sobre la vida privada del funcionario", se lee en el texto, cuenta la NBC.

No es la primera vez que el Departamento de Justicia actúa de manera similar, pues también ha apelado recientemente una decisión de un juez federal de Nueva York que en octubre falló en contra de que Trump pudiera utilizar la ley que protege a los funcionarios federales de ser demandados por asuntos relacionados con su desempeño en el ente público.

En 2019, Carroll escribió en su libro '¿Para qué necesitamos a los hombres?' que Trump le agredió sexualmente en los probadores de una tienda de Manhattan a mediados de los 90. Después de que el expresidente lo negara, la periodista le demandó por difamación en un tribunal estatal, pero en septiembre del año pasado, en plena campaña de reelección, el que fuera fiscal general, Bill Barr, llevó la causa hasta un tribunal federal para intentar frenarla, ya que las leyes federales no permiten que los funcionarios públicos puedan ser demandados por difamación.

Por su parte, Carroll ha mostrado su enojo al conocer la noticia y ha lamentado que "mientras las mujeres de todo el país se ponen en pie y responsabilizan a los hombres por sus agresiones, el Departamento de Justicia está tratando de evitar que yo tenga ese mismo derecho".

En un comunicado, su abogada, Roberta Kaplan, ha señalado que "la posición del Departamento de Justicia no sólo es legalmente incorrecta", sino también "moralmente incorrecta", pues ofrece a "los funcionarios federales licencia para encubrir conductas sexuales privadas e inapropiadas brutalizando públicamente a cualquier mujer que tenga el coraje de denunciarlo".

"Llamar a una mujer a la que agrediste sexualmente 'mentirosa', 'puta' o 'no es mi tipo', como lo hizo Donald Trump aquí, no es parte de las funciones oficiales de un presidente estadounidense", remarca el escrito.

Contador