Publicado 13/05/2020 15:35:41 +02:00CET

EEUU dice a sus ciudadanos en Tanzania de que "muchos" hospitales en Dar es Salaam están "sobrepasados" por la COVID-19

Coronavirus.- EEUU alerta a sus ciudadanos en Tanzania de que "muchos" hospitale
Coronavirus.- EEUU alerta a sus ciudadanos en Tanzania de que "muchos" hospitale - Jessica Christian - Archivo

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

La Embajada de Estados Unidos en Tanzania ha afirmado este miércoles que "muchos" hospitales en Tanzania están "sobrepasados" por el coronavirus y ha alertado a sus ciudadanos en el país sobre la situación, después de que el Gobierno dejara el 29 de abril de publicar datos sobre contagios y fallecidos.

"El riesgo de contraer la COVID-19 en Dar es Salaam es extremadamente alto. A pesar de los limitados informes oficiales, todas las pruebas apuntan a un crecimiento exponencial de la epidemia en Dar es Salaam y otras localidades en Tanzania", ha indicado en una nota.

"Muchos hospitales en Dar es Salaam se han visto sobrepasados en las últimas semanas. La limitada capacidad hospitalaria en Tanzania podría resultar en retrasos en la atención que pongan la vida en peligro, incluidos aquellos con la COVID-19", ha señalado.

Así, ha desvelado que ha recomendado "firmemente" que sus funcionarios y sus familiares "se queden en casa, salvo para actividades esenciales" y ha recalcado que "los estadounidenses que siguen en Tanzania deben prepararse para permanecer allí durante un periodo indefinido".

El presidente de Tanzania, John Magufuli, ha acusado a las autoridades sanitarias de exagerar la crisis del coronavirus y Dodoma ha dejado de publicar información sobre la pandemia. El 29 de abril, último día de actualización, se habían registrado 509 casos y 21 fallecidos.

Asimismo, organizó tres días de rezo nacional entre el 17 y el 19 de abril para pedir a Dios "una salvación" ante la pandemia, que vinculó a finales de marzo con el demonio, por lo que animó a la gente a seguir acudiendo a mezquitas e iglesias, donde podrían encontrar "la verdadera salvación".

El Gobierno de Tanzania ha prohibido las reuniones públicas y ha cerrado las escuelas, si bien ha mantenido abiertos los centros de culto y ha optado por no ordenar un confinamiento.

A pesar de las declaraciones de las autoridades, la alarma está aumentando entre la población debido a la publicación de vídeos sobre entierros nocturnos en varias zonas del país, lo que ha llevado a sospechar sobre una cifra de víctimas superior a la oficial.

El principal partido opositor, Chadema, se ha mostrado igualmente crítico con las medidas de Magufuli y ha estado boicoteando las sesiones parlamentarias tras ordenar a sus legisladores que respeten una cuarentena ante el riesgo de contagio.

De hecho, la formación ha expulsado esta semana a cuatro de sus parlamentarios por seguir acudiendo a las sesiones. El líder de Chadema, Freeman Mbowe, dio la orden después de la muerte de tres parlamentarios en un sólo día, si bien las autoridades no las han vinculado por ahora a la pandemia.

La Policía de Dar es Salaam citó la semana pasada a varios parlamentarios opositores por su decisión de boicotear las sesiones, después de que el Presidente del Parlamento amenazara con presentar cargos contra ellos si no deponían su actitud.

CRÍTICAS A LAS PRUEBAS

Magufuli ha protagonizado además otra reciente polémica al poner en duda la efectividad de los test que se usan en el país para confirmar los casos de coronavirus, que son importados, al denunciar que se han remitido muestras de animales haciéndolas pasar por personas y también han dado positivo.

El mandatario dijo que "a través de nuestros órganos de seguridad, enviamos muestras de cabra, oveja" y otros animales y "las etiquetamos con nombres humanos sin notificar a los expertos del laboratorio". Los resultados en algunos de los animales "fueron positivos", precisó.

Sin embargo, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para África, Matshidiso Moeti, negó las quejas. "Estamos convencidos de que las pruebas (...) no están contaminadas por el virus", recalcó.

También se ha pronunciado sobre la polémica el director de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de la Unión Africana, John Nkengasong, quien manifestó que "Tanzania está usando la misma prueba que todos", por lo que consideró improbable que solo en su caso estén dando fallos.

El Gobierno tanzano, entretanto, ha cesado al director y al responsable de control de calidad del principal laboratorio, a la espera de que se investiguen los posibles errores, según el Ministerio de Sanidad.

Contador