Publicado 09/07/2020 21:30CET

EEUU dice que los presuntos abusos de las fuerzas gubernamentales en el Sahel ayudan a los terroristas a "reclutar"

Sahel.- EEUU dice que los presuntos abusos de las fuerzas gubernamentales ayudan
Sahel.- EEUU dice que los presuntos abusos de las fuerzas gubernamentales ayudan - GETTY IMAGES / ALEXANDER KOERNER - Archivo

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha expresado este jueves su "profunda preocupación" por las denuncias sobre violaciones de los Derechos Humanos por parte de las fuerzas de seguridad de los países del Sahel y ha alertado de que esto "sirve como una herramienta de reclutamiento para los terroristas".

La portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Morgan Ortagus, ha señalado en un comunicado que "la capacidad de los gobiernos de la región para garantizar la seguridad de su población y ceñirse al Estado de Derecho mientras lo hace es fundamental para la estabilidad a largo plazo".

Así, ha señalado que "las continuadas violaciones de los Derechos Humanos y los abusos socavan la credibilidad del Estado frente a sus ciudadanos, sirven como una herramienta de reclutamiento para los terroristas, exacerban las crisis humanitarias existentes y dañan los esfuerzos para garantizar la seguridad y la estabilidad en la región".

Ortagus ha aplaudido el compromiso de los presidentes de los países que integran el G5 Sahel --Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania y Níger-- para investigar estas acusaciones y ha reclamado que "cumplan sus compromisos y abran investigaciones independientes y exhaustivas" en torno a las mismas y garanticen que los responsables rinden cuentas.

"Estados Unidos ha dejado claro que nuestra ayuda a la región no debe ser usada de ninguna forma que contribuya a violaciones de los Derechos Humanos", ha apuntado, al tiempo que ha argüido que "sin una acción rápida y exhaustiva para abordar estas acusaciones, la asistencia a nivel de seguridad podría estar en riesgo".

Por último, ha indicado que "Estados Unidos aprecia el énfasis de los socios internacionales en materia de Derechos Humanos en sus respectivas relaciones con los países del G5 Sahel".

Las palabras de Ortagus han llegado un día después de que el vicesecretario de Estado de Estados Unidos para Asuntos Africanos, Tibor Nagy, advirtiera de que Washington podría suspender su ayuda a nivel de seguridad si las autoridades no toman medidas contra las supuestas violaciones cometidas por sus fuerzas, incluidas denuncias sobre ejecuciones de civiles.

Nagy describió a través de su cuenta en la red social Twitter como "muy preocupante" el informe publicado durante la jornada por Human Rights Watch (HRW) sobre la presunta ejecución de al menos 180 personas en la localidad de Djibo (norte).

Los fallecidos, todos hombres, pertenecerían a la etnia peul o fulani, un grupo al que en los países del Sahel se tiende a vincular con los grupos yihadistas que operan en la región debido a que éstos han aprovechado el descontento y la tradicional marginación de los peul para engrosar sus filas.

La creciente inestabilidad en el Sahel, sacudido por un repunte de los ataques yihadistas y el incremento de los enfrentamientos intercomunitarios derivados de estas crecientes tensiones, ha sido motivo de preocupación en la comunidad internacional debido a la importancia estratégica de la zona.