EEUU dice a Rusia que "no tolerará" injerencias y confirma diferencias sobre Venezuela e Irán

Publicado 14/05/2019 22:04:41CET
Vesa Moilanen/Lehtikuva/dpa

   Pompeo recalca que Washington "no busca una guerra" con Irán pese al aumento de las tensiones

   Pide a Rusia "que apoye al pueblo de Venezuela" y retire su respaldo a Maduro

   MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

   El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, ha trasladado este martes a su homólogo ruso, Sergei Lavrov, que Washington "no tolerará" ningún tipo de injerencia en las elecciones que se celebrarán en 2020 y ha recalcado que el país norteamericano busca "lograr una mejora" de las relaciones bilaterales.

   Pompeo, quien se encuentra de visita oficial en Moscú, ha desvelado en rueda de prensa junto a Lavrov que le ha trasladado que "hay cosas que Rusia puede hacer para demostrar que (estos problemas) son cosas del pasado".

   "La injerencia en las elecciones estadounidenses es inaceptable. Si los rusos participaran en esto en 2020, pondrían las relaciones bilaterales en una situación aún peor de la que estaban", ha advertido.

   "Les hemos pedido que no lo hagan, hemos recalcado que no lo toleraremos", ha manifestado Pompeo, quien por contra ha reiterado la "amistad" entre ambos países y que Washington "busca una relación mejor".

   Así, ha reconocido que durante el encuentro han abordado "muchos asuntos, incluidos muchos en los que no han estado de acuerdo", al tiempo que ha dicho que Estados Unidos "está dispuesto a encontrar puntos en común, siempre y cuando los dos países actúen de forma activa sobre estos problemas".

   En respuesta, Lavrov ha manifestado que ha entregado a Pompeo materiales publicados en 1987 sobre la supuesta "influencia de la Unión Soviética" en las elecciones en el país norteamericano del año siguiente.

   "Entregué hoy a Mike una copia del artículo publicado en Estados Unidos en 1987, en el que se alerta de que la Unión Soviética iba a tratar de ejercer su influencia en las elecciones presidenciales estadounidenses de 1988", ha dicho.

   "Ese tema puede ser debatido infinitamente, mientras no contemos con hechos concretos sobre la mesa, no será posible hablar de ese tema de manera razonable", ha agregado, según ha recogido la agencia rusa de noticias Sputnik.

PIDE A RUSIA QUE APOYE AL PUEBLO DE VENEZUELA

   Entre los asuntos abordados ha figurado la situación en Irán y Venezuela, dos de los países en los que Washington y Moscú mantienen una postura divergente debido a sus apoyos.

   Pompeo ha pedido nuevamente a Rusia "que apoye al pueblo venezolano" y retire su respaldo al presidente del país, Nicolás Maduro, del que ha dicho que "no ha traído nada más que miseria para el pueblo venezolano".

"Estados Unidos y otras 50 naciones están de acuerdo en que ha llegado el momento de que Maduro se vaya", ha apuntado, antes de agregar que Washington "quiere que todos los países dejen de interferir en Venezuela".

   "Queremos que el país tenga una posibilidad de reconstruir su economía para no depender de la ayuda humanitaria de nadie. Necesitamos elecciones libres y justas, sin interferencias de ningún otro país", ha recalcado.

EEUU "NO BUSCA UNA GUERRA" CON IRÁN

   En el caso de Irán, Pompeo ha subrayado que Estados Unidos "no está buscando una guerra" con Teherán, si bien ha reiterado que "espera que Irán se comporte como un país normal".

   "Estados Unidos seguirá aplicando presión sobre el régimen en Teherán hasta que su cúpula esté preparada para volver a las filas de las naciones responsables, que no amenace a los vecinos ni expanda la inestabilidad y el terrorismo", ha enumerado.

   "Esperamos que el régimen ponga fin a su campaña de asesinatos en Europa, ponga fin a apoyo a Hezbolá, que amenaza intereses en todo Oriente Próximo, su apoyo a los huthis, que están lanzando misiles contra zonas en las que hay rusos y estadounidenses viajando", ha dicho.

   Sin embargo, ha manifestado que Washington "ha dejado claro a los iraníes que si los intereses estadounidenses son atacados", la Administración norteamericana "responderá".

   En este sentido, Lavrov ha confirmado "muchas divergencias" con Estados Unidos en lo relativo al programa nuclear iraní, si bien ha apuntado que el hecho de que las discusiones continúen "da esperanza" de que "puedan lograrse ciertos acuerdos".

   "Confiamos en poder hallar una solución política a la situación relacionada con Irán, haremos todo lo posible para que el estado de las cosas no devenga en un guión militar", ha zanjado.

LA SITUACIÓN EN UCRANIA

   Por último, Pompeo ha hecho referencia a la situación en Ucrania --otro de los puntos de disenso entre ambas naciones-- y ha recordado que Estados Unidos "no reconoce el intento de anexión rusa de Crimea".

   "Pido a Rusia que contacte con el presidente ucraniano para demostrar liderazgo y dar un paso para romper el estancamiento", ha dicho, al tiempo que ha señalado que "aplaudiría la liberación de los marinos detenidos en el estrecho de Kerch".

   Un tribunal de Rusia extendió en abril hasta el 24 de julio la detención de los 24 marineros ucranianos interceptados en noviembre durante un incidente en el estrecho de Kerch.

   Moscú definió las acciones de Kiev como "terrorismo marítimo" y contestó endureciendo los controles en la zona rusa del mar de Azov, que conecta con el Negro a través del estrecho de Kerch.

   Ucrania, por su parte, considera que se trata de inspecciones injustificadas que entorpecen el tránsito de los barcos hacia los puertos ucranianos y se traducen en demoras con un coste adicional para las navieras.

Para leer más