Publicado 12/03/2021 23:39CET

EEUU.- EEUU da a los ciudadanos birmanos que residen en el país la opción de optar al estatus de protección temporal

Manifestación en Rangún contra la junta militar birmana.
Manifestación en Rangún contra la junta militar birmana. - AUNG KYAW HTET / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado este viernes que los ciudadanos birmanos en el país podrán optar al estatus de protección temporal (TPS) durante 18 meses, debido a la crisis política que vive la nación asiática desde que la junta militar diera un golpe de Estado hace un mes.

A través de un comunicado del Departamento de Seguridad Nacional, Washington ha dado a conocer que esta medida "permite a los ciudadanos birmanos (y a las personas sin nacionalidad que residieron habitualmente en Birmania por última vez) y que actualmente lo hacen en Estados Unidos presentar solicitudes iniciales para el TPS".

"Debido al golpe militar y a la brutal violencia de las fuerzas de seguridad contra la población civil, el pueblo de Birmania está sufriendo una crisis humanitaria compleja", ha recordado el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

"Después de una revisión exhaustiva de esta terrible situación, he designado a Birmania para el estatus de protección temporal para que los ciudadanos birmanos y los residentes habituales puedan permanecer temporalmente en Estados Unidos", ha anunciado.

El texto explica que "las detenciones arbitrarias y el uso de violencia letal contra manifestantes pacíficos" desde que estalló el golpe de Estado "han empeorado las condiciones humanitarias en varias zonas" del país e "impiden que los ciudadanos birmanos y los residentes habituales regresen de forma segura".

El Departamento de Seguridad Nacional ha enfatizado que "sólo las personas que ya residen en Estados Unidos pueden optar al TPS", por lo que los habitantes de Birmania, "por su propia seguridad, no deben creer a los contrabandistas u otras personas que afirman que las fronteras están abiertas", pues las restricciones por la pandemia continúan.

La asonada tuvo lugar el pasado primero de febrero, poco antes de que tomara posesión el nuevo Parlamento, surgido de las elecciones de noviembre, en las que la Liga Nacional para la Democracia (NLD) de la entonces líder 'de facto', Aung San Suu Kyi, se hizo con una amplia victoria, en medio de las denuncias de fraude de un partido vinculado a las Fuerzas Armadas.

El golpe de Estado se ha visto seguido por una oleada de protestas que se han saldado con decenas de muertos y cientos de detenidos, en medio de los llamamientos internacionales al Ejército para que respete el derecho de manifestación y devuelva el poder a las autoridades civiles.