Publicado 09/12/2020 13:30CET

EEUU.- EEUU investigará la muerte de un joven afroamericano abatido por la Policía el viernes en Ohio

25 May 2019, US, Dayton: Mounted police secure the area around a rally by the white supremacist group KKK and a counter protest by the anti-fascist movement ANTIFA. Photo: Jeremy Hogan/SOPA Images via ZUMA Wire/dpa
25 May 2019, US, Dayton: Mounted police secure the area around a rally by the white supremacist group KKK and a counter protest by the anti-fascist movement ANTIFA. Photo: Jeremy Hogan/SOPA Images via ZUMA Wire/dpa - Jeremy Hogan/SOPA Images via ZUM / DPA - Archivo

WASHINGTON, 9 Dic. (DPA/EP) -

Las autoridades federales de Estados Unidos investigarán la muerte del joven afroamericano Casey Goodson, que fue abatido a tiros por agentes de la Policía en el estado de Ohio el viernes pasado, según ha informado el Departamento de Justicia.

La Oficina del fiscal general en Columbus, en coordinación con la Policía Federal estadounidense (FBI) y con otras autoridades, revisarán el caso y las circunstancias en que Goodson, de 23 años de edad, fue abatido por agentes policiales.

En el caso de que se encuentren pruebas de algún incumplimiento de la legislación federal en materia de derechos civiles, la Fiscalía General de Estados Unidos adoptará las acciones oportunas, según ha contado en un comunicado el Departamento de Justicia.

La Policía de la localidad de Columbus ha dicho que un agente abatió a tiros a Goodson el pasado viernes cuando estaba buscando a varios sospechosos. El joven afroamericano no figuraba como uno de los sospechosos.

Los abogados de los familiares de la víctima han lanzado duras acusaciones contra las fuerzas de seguridad por la muerte de Goodson. Los letrados han dicho que el agente de la Policía disparó contra el joven afroamericano cuando estaba abriendo la puerta de su propia casa.

En los últimos meses se han registrado manifestaciones en Estados Unidos para denunciar la violencia policial contra los ciudadanos afroamericanos, especialmente tras la muerte bajo custodia policial de George Floyd, que murió asfixiado por una maniobra de bloqueo de un agente en Mineápolis, en el estado de Minesota, en mayo.