Publicado 09/12/2020 07:55CET

EEUU.- EEUU sanciona a una universidad y a un ciudadano paquistaní por su relación con la Guardia Revolucionaria iraní

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.
El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo. - Ron Przysucha/US Department of S / DPA

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado este martes nuevas sanciones contra un funcionario iraní destinado en Yemen, un ciudadano paquistaní residente en Irán y contra una universidad por su relación con el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní.

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha señalado en un comunicado que los sancionados son Hasan Irlu, un oficial del Cuerpo de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria enviado recientemente a Saná, Yemen, para servir de enlace con el movimiento huthi, así como la Universidad Internacional Al Mustafa, centro de estudios con más de 50 filiales internacionales que proporcionan "una plataforma para las operaciones de la Guardia Islámica".

Por último, a Yousef Ali Muraj, que ha apoyado las operaciones de reclutamiento de la Fuerza Quds en Oriente Próximo y Estados Unidos.

En el documento se señala que la Guardia Revolucionaria "es la principal herramienta del régimen iraní para sembrar el caos y la destrucción en todo Oriente Próximo", por lo que seguirán adoptando medidas en su contra para "desbaratar sus redes de facilitación y cortar los recursos que apoyan las actividades del grupo terrorista".

Además, Estados Unidos añade que el apoyo de Irán a los huthis alimenta el conflicto en Yemen y exacerba la inestabilidad del país, por lo que al enviar a Hasan Irlu, Teherán ha demostrado su intención de "complicar aún más los esfuerzos internacionales para alcanzar una solución negociada al conflicto", mientras que ha reiterado su compromiso y apoyo para "facilitar un alto el fuego y un acuerdo político".

Respecto a la universidad, el documento señala que "la comunidad internacional debe desconfiar de la influencia, el espionaje y las operaciones terroristas iraníes facilitadas por la infraestructura educativa del régimen".

Según la información proporcionada por Estados Unidos, la Guardia Revolucionaria ha reclutado a estudiantes paquistaníes y afganos en la Universidad Internacional de Al Mustafa para que se unan a la brigada de Zaynabiyoun y a la División de Fatemiyoun, dos milicias que luchan en Siria.

Por último, Yousef Ali Muraj, un ciudadano paquistaní con residencia en Irán, ha sido sancionado por participar en los esfuerzos de Teherán para "coordinar, planificar y ejecutar operaciones en Oriente Próximo y Estados Unidos".

El comunicado detalla, además, que el Ejército iraní "aprovecha todas las oportunidades para hacer avanzar su violento y destructivo programa, incluso explotando los conflictos en todo Oriente Próximo y coaccionando a las personas vulnerables para que luchen en nombre del régimen", por lo que seguirán utilizando "todas las herramientas disponibles para contrarrestar este comportamiento".

Las tensiones entre Washington y Teherán han aumentado desde que Estados Unidos se retirara en 2018 del acuerdo nuclear de 2015 y repuntaron en enero después de que el Ejército estadounidense matara en un bombardeo en Irak al jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, Qasem Soleimani.