Publicado 07/10/2020 19:22CET

EEUU.- El equipo de Trump insiste en que participará en el próximo debate presidencial si está "sano"

EEUU.- El equipo de Trump insiste en que participará en el próximo debate presid
EEUU.- El equipo de Trump insiste en que participará en el próximo debate presid - 2020 GETTY IMAGES / ALEX WONG

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, participará en el próximo debate presidencial con el candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, si está "sano", según ha afirmado este miércoles el miembro de su campaña Jason Miller.

"Si al presidente Trump se le permite y está sano y está preparado para ir, entonces por supuesto lo impulsaremos", ha señalado Miller en Fox Business. El miembro de la campaña del mandatario ha agregado que mantuvo una conversación con Trump el martes por la noche y que se encuentra "mucho mejor", tal y como ha informado la agencia de noticias Bloomberg.

En este contexto, la Comisión de Debates Presidenciales de Estados Unidos aún considera la celebración de la cita, prevista para el 15 de octubre. Según ha explicado el copresidente de la comisión, Frank Fahrenkopf, a la CNN "todo" dependerá del estado de salud de Trump y de que todas las personas que le rodeen, incluyendo el equipo de la comisión, estén seguros.

"Va a depender de lo que los médicos digan sobre su salud, si estará a salvo no sólo él, sino también la gente le rodea", ha dicho Fahrenkopf, que ha mostrado su "preocupación" por el personal que trabajará en el debate. "Tenemos un equipo de unas 65 personas trabajando en estas cosas", ha manifestado.

Biden consideró el martes que el segundo debate presidencial no debería celebrarse si Trump aún está infectado de la COVID-19. Además, aseguró que su participación en el mismo se basaría en la recomendación de los médicos a este respecto.

El médico de Trump, Sean Conley, afirmó el martes que el presidente está "extremadamente bien" y "no presenta síntomas" de la enfermedad tras recibir el lunes el alta hospitalaria, que precedió a un controvertido retorno a la Casa Blanca en el que el mandatario no dudó en quitarse la mascarilla.

Contador