EEUU/España.- El senador de EEUU Mel Martínez tacha de "fracaso" la política hacia Cuba impulsada por España

Actualizado 21/02/2006 13:24:30 CET

Afirma que un encuentro Bush y Zapatero "no es lo más vital" para la relación entre los dos países

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El senador estadounidense Mel Martínez (republicano por Florida) afirmó hoy que la política de diálogo crítico de la UE hacia Cuba, impulsada por España, "puede considerarse como un fracaso", teniendo en cuenta que este acercamiento "no ha sido reciprocado por el Gobierno cubano".

En una entrevista a la Cadena Ser, recogida por Europa Press, Martínez hizo hincapié en que el régimen de Fidel Castro debe ser afrontado con "mano firme" y dando apoyo a los disidentes, al igual que se hizo con los opositores a las dictaduras comunistas del este de Europa.

España impulsó hace un año la suspensión de las sanciones diplomáticas impuestas por la UE a Cuba en la primavera de 2003, tras una oleada represiva contra la disidencia que supuso la encarcelación de más de 70 personas. Las sanciones habían sido a su vez promovidas por el entonces presidente del Gobierno español José María Aznar. El senador dijo que ahora Estados Unidos y la UE tienen "distintos puntos de vista" sobre cómo lidiar "con la represión" que practica Castro, y se mostró convencido de que algunos gobiernos europeos empiezan a pensar de otra manera.

Martínez, que se declaró "víctima de la dictadura cubana" (nació en la isla y la abandonó siendo niño), afirmó que es "optimista" sobre cuál será la situación de Cuba dentro de 10 años, y confió en ver un país donde "se respeten los derechos de las personas", haya una democracia electoral y un desarrollo económico una vez abandonado el sistema de "planificación".

En este sentido, hizo hincapié en que es este "modelo fracasado" el culpable del estancamiento económico cubano, no el bloqueo comercial estadounidense que "es un tema que pertenece al pasado". Así, puso como ejemplo a China, que ha logrado éxito económico porque aunque mantiene el "rigor político" ha hecho aperturas en lo económico.

Martínez mantendrá hoy un encuentro privado con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y será recibido por el Príncipe Felipe. Además, se reunirá con el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Angel Moratinos, con representantes del PP y con empresarios. Según dijo, trae a España un "mensaje de amistad y de colaboración", y destacó la "excelente labor" del embajador estadounidense en España, Eduardo Aguirre, para "subsanar" las dificultades.

Así, recalcó que Latinoamérica es un área donde Estados Unidos pueden cooperar, lo que contribuirá a mejorar su relación y, al mismo tiempo, a hacer frente a "situaciones problemáticas" en el continente, teniendo en cuenta que, según dijo, "la influencia de España es muy respetada", y también lo es la voz de Estados Unidos.

IRAK PERTENECE AL PASADO

Respecto a las relaciones entre Madrid y Washington, se mostró convencido de que los resquemores generados por la decisión de Zapatero de retirar las tropas españolas de Irak "son cosas que pertenecen al pasado", y destacó en cambio que España contribuye e la reconstrucción de Afganistán y que, pese a las diferencias sobre la guerra, los dos países tienen "la misma meta" en Irak, que el país logre seguridad y democracia.

No obstante, afirmó no poder predecir cuándo habrá una reunión entre Zapatero y el presidente George W. Bush, aunque añadió que esto "no es lo más vital en la relación". "Puede que suceda, puede que no --dijo Martínez--, no creo que la relación entre los Estados Unidos y España dependa de eso, aunque podría ser muy positivo que lo fuera". El senador admitió que Bush tenía con Aznar una relación "muy especial", pero agregó que "las relaciones entre los Estados no siempre dependen de las relaciones personales".

AZNAR Y GORE

El republicano no quiso pronunciarse sobre las críticas que el ex presidente Aznar lanza contra la política exterior del Gobierno español en sus viajes al extranjero --"prefiero hablar de lo que sucede en mi país", dijo-- pero mencionó el caso del ex candidato presidencial Al Gore, que en un reciente viaje por Oriente Próximo ha lanzado "críticas tremendas" contra Bush. "Vengo de un país donde estas críticas, aunque puedan parecer de mal gusto, no están fuera de lo común".

Martínez se refirió también a la situación en Venezuela, para decir que el presidente Hugo Chávez, que "lamentablemente fue elegido democráticamente", no gobierna de manera democrática, y recalcó que "la democracia no es solamente el día electoral".

VENTA DE MATERIAL MILITAR A CHAVEZ

Por ello, consideró que "no es responsable" tratar de vender material militar a Chávez, "un hombre que tiene ambiciones mundiales, regionales", de modo que dotarles de armas "no será beneficioso para la región, ni tampoco para el pueblo venezolano".

Martínez afirmó que Estados Unidos "respeta" la decisión del Gobierno español de vender a Caracas patrulleras y aviones, pero recordó que se reserva su derecho a vetar la inclusión de tecnología estadounidense en las aeronaves. El veto estadounidense ha puesto en cuestión el contrato de aviones.

El senador no quiso predecir si el modelo chavista puede extenderse por Latinoamérica, "porque la democracia es difícil de predecir", pero afirmó que en la región "cada vez hay más recelo hacia Chávez" y que el cambio de gobierno en Bolivia, en favor del líder cocalero Evo Morales, no puede verse como una victoria del chavismo, sino más bien como "una constitución muy local".

BUSH FELICITO A EVO MORALES

Martínez confió en que Morales lleve a cabo un gobierno responsable y que respete las instituciones democráticas del país, que "son muy frágiles". Afirmó además que Bush llamó a Morales para felicitarle por su elección, aunque Morales no ha hablado sobre Bush "en términos muy diplomáticos".

Además, recordó que el subsecretario del Departamento de Estado para la región, Thomas Shannon, acudió a su toma de posesión, y abrió conversaciones sobre diversos asuntos, entre ellos uno de los más polémicos, el cultivo de coca.

Por último, Mel Martínez afirmó que trae también un mensaje para los empresarios españoles, de que Estados Unidos "es un país que les da la bienvenida", como una de las economías más fuertes del mundo en términos de crecimiento del PIB, a lo que se suma una población hispana de 39 o 40 millones de personas, "como un país entero hispano" dentro del país.