Publicado 25/03/2021 18:39CET

EEUU.- Estados Unidos "apoya con entusiasmo" un "mayor" liderazgo de España a nivel internacional

Archivo - Bandera de España en la Fuente de Cibeles y bandera con el lazo que simboliza la lucha unida del pueblo de Madrid en la fachada del Ayuntamiento de Madrid durante el primer día del luto oficial por los fallecidos del COVID-19 decretado por la pr
Archivo - Bandera de España en la Fuente de Cibeles y bandera con el lazo que simboliza la lucha unida del pueblo de Madrid en la fachada del Ayuntamiento de Madrid durante el primer día del luto oficial por los fallecidos del COVID-19 decretado por la pr - Joaquin Corchero - Europa Press - Archivo

Critica que China "socava" el sistema financiero y afea el "comportamiento maligno" de Rusia

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

El encargado de negocios de Estados Unidos en España, Conrad Tribble, ha afirmado este jueves que la nación norteamericana "apoya con entusiasmo" un "mayor" rol de liderazgo español a nivel internacional.

"Apoyamos con entusiasmo un mayor rol de liderazgo internacional de España", ha asegurado Tribble, que ha enumerado entre las regiones "clave" en las que España podría tener más peso algunas como América Latina, Centroamérica o el Sahel.

En concreto, el principal representante diplomático norteamericano --a la espera del nombramiento del nuevo embajador-- ha aludido específicamente a la situación de Venezuela o al desarrollo potencial de Centroamérica, así como a "contrarrestar" la influencia de Rusia o el apoyo a los Derechos Humanos en todo el mundo. A su juicio, para todo ello, "España es un aliado de gran importancia".

Tribble ha participado en la séptima sesión del II Ciclo de encuentros digitales de grandes potencias: Estados Unidos, que el Instituto de Cuestiones Internacionales y Política Exterior (INCIPE) organiza en colaboración con la Fundación Consejo España-EEUU, donde ha hecho hincapié en la importancia de la relación entre ambas naciones.

"Trabajamos con energía y entusiasmo para profundizar y expandir nuestra relación bilateral", ha afirmado, destacando que Estados Unidos y España han sido aliados durante 70 años y, para Washington, la "perspectiva" es que la relación se mantenga "durante muchos más".

Así, ha detallado que Washington y Madrid han mantenido "muchos" contactos de alto nivel y, entre ellos, ha mencionado los que el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, han mantenido en la reunión de la OTAN de esta semana.

El encargado de negocios de la nación norteamericana ha destacado aspectos del ámbito económico, como inversiones recíprocas, y seguridad, como la presencia de militares estadounidenses en las bases de Rota y Morón, en el marco de la relación entre ambos países.

También, ha garantizado que la relación bilateral no sufrirá "grandes cambios" con la entrada de Joe Biden a la Casa Blanca, aunque el más significativo será que la nueva Administración estadounidense mantiene una visión más abierta respecto a la Unión Europea (UE). "Buscaremos donde podemos aprovechar y buscar más intereses comunes", ha agregado.

LA POLÍTICA EXTERIOR DE EEUU

Durante su intervención, Tribble también se ha referido a las grandes líneas de política exterior que el nuevo Ejecutivo de Washington ha esbozado y ha subrayado que tanto Blinken como Biden tienen un "gran" compromiso con la relación transatlántica, con la diplomacia y con poder de las alianzas.

"La más relevante para España es el foco que hemos puesto en nuestras alianzas", ha explicado el encargado de negocios en Madrid, que ha destacado que Biden y su equipo reconocieron "desde el primer día" la necesidad de reconstruir las relaciones "dañadas". "Necesitamos a nuestros aliados y socios, incluidos España y la UE", ha aseverado.

A pesar de que ha matizado que, por el momento, la nueva política exterior estadounidense está "reevaluándose" por el nuevo equipo, ha querido poner el foco en algunas de las decisiones que ya se han tomado en este sentido, algunas de las cuales marcan las distancias con ciertas resoluciones de la Administración de Donald Trump, como la vuelta al Acuerdo Climático de París, a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Otra de las líneas que vertebran la nueva política exterior estadounidense, según Tribble, es combatir la pandemia de COVID-19 y, así, ha recordado que "no puede haber una verdadera recuperación sin abordar colectivamente las necesidades de los países que no tienen acceso a la vacuna".

Otra de las prioridades estadounidenses en materia de asuntos exteriores con importancia para España es el cambio climático, que Biden ya tildó de "amenaza existencial". Prueba de ello es que la primera orden ejecutiva que firmó el presidente fue la vuelta de Washington al Acuerdo de París.

Por otro lado, Tribble ha aludido a la necesidad de asegurar una economía global "más inclusiva", destacando que las últimas décadas de globalización y la crisis financiera de 2008 han dejado el poso de que las políticas de reconstrucción deben orientarse en este sentido. "Más oportunidades a largo plazo es fundamental", ha explicado, antes de poner el foco en el crecimiento de las clases medias y la creación de nuevos y mejores empleos.

DEL "DESAFÍO" CHINO AL "COMPORTAMIENTO MALIGNO" RUSO

Por último, el encargado de negocios en Madrid también ha dedicado un espacio a hablar de China y Rusia y ha criticado que el país asiático "socava" el sistema financiero mundial, mientras que ha afeado el "comportamiento maligno" de Moscú.

"No hay duda de que China representa el desafío geopolítico del siglo XXI más importante para las sociedades democráticas y sus intereses compartidos", ha zanjado Tribble, que ha señalado la necesidad de que las sociedades democráticas "cooperen de forma más eficaz".

Así, ha urgido a que Estados Unidos y la Unión Europea, los dos bloques que representan la mitad del PIB mundial, trabajen juntos en asuntos como la reforma de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y se implemente un "campo de juego equitativo".

Tribble se ha pronunciado sobre los abusos a los Derechos Humanos en regiones como Xinjiang y Tíbet, la injerencia en Hongo Kong o el debilitamiento de la democracia en Taiwán, aunque ha puesto el foco en que también es necesario encontrar "oportunidades para cooperar" con China.

En referencia a Rusia, ha lamentado que, en la relación bilateral, lo más importante no son las acusaciones o la retórica, sino su comportamiento, un sentimiento compartido con más países, según ha precisado.

"El problema es un comportamiento maligno que nos perjudica", ha afeado, ejemplificando sus palabras con la presunta interferencia rusa en elecciones de varios países. "Eso no es aceptable", ha remachado. Así, matizando que Estados Unidos no busca una "confrontación porque sí", ha llamado a "evaluar" la respuesta, "porque no es lo mismo una reacción de un país que de las huestes", aunque ha instado a "dar una respuesta".

"La diplomacia está hecha por personas y para personas, necesitamos su ayuda para avanzar estos objetivos conjuntos", ha concluido Tribble.

Contador