Publicado 30/05/2020 03:35CET

EEUU.- Flynn, exasesor de seguridad de Trump, pidió al embajador ruso "reciprocidad moderada" a las sanciones de EEUU

EEUU.- Flynn, exasesor de seguridad de Trump, pidió al embajador ruso "reciproci
EEUU.- Flynn, exasesor de seguridad de Trump, pidió al embajador ruso "reciproci - GETTY IMAGES / MARK WILSON - Archivo

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Michael Flynn, exasesor de seguridad del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió al embajador ruso en Washington, Serguéi Kisliak, "reciprocidad moderada" en la respuesta de Rusia a las sanciones impuestas por el Ejecutivo de Barack Obama en diciembre de 2016.

Así lo muestran unos documentos desclasificados que el nuevo director de Inteligencia Nacional, John Ratfcliffe, ha enviado este viernes al Congreso de Estados Unidos.

Los documentos incluyen transcripciones de llamadas telefónicas realizadas por Flynn, que también aseguró a Kisliak que no quería que Estados Unidos y Rusia comenzaran una escalada "ojo por ojo" después de las sanciones, según ha informado la cadena de televisión CNN.

Además, en una llamada realizada por Kisliak a Flynn, el embajador ruso en Washington reconoció que la respuesta rusa a las sanciones, que no supuso de forma efectiva escalada alguna contra Estados Unidos, estuvo influida por la conversación previa mantenida entre ellos.

Las conversaciones entre Flynn y Kisliak están en el centro de la polémica surgida en torno a la declaración de culpabilidad del primero por mentir a la Policía Federal estadounidense (FBI) en 2017 sobre la relación entre ambos. No obstante, el Departamento de Justicia de Estados Unidos retiró los cargos que pesaban contra Flynn a principios de mayo.

El general Flynn renunció como asesor de seguridad nacional apenas 24 días después de asumir el cargo, al destaparse que había mentido a altos cargos del Gobierno acerca de la relación y los contactos que mantenía con el embajador de Rusia en Washington y decidió colaborar con el fiscal especial Robert Mueller en el marco de la pesquisa sobre la presunta injerencia de Moscú en las elecciones presidenciales de 2016.

Las llamadas también han permitido a los republicanos del Congreso estadounidense alimentar las recientes afirmaciones del Ejecutivo de Trump sobre que las acciones de Flynn no estaban fuera de la actividad normal ni fuera de los canales formales del Gobierno que Mueller documentó mientras investigaba los lazos entre Trump y Rusia.

Trump ha acusado a la Administración de Obama de tratar de sabotear al Ejecutivo actual al atacar a Flynn y a otros miembros de la campaña de Trump, al tiempo que sus aliados han tratado de socavar la investigación de Mueller, que el magnate intentó obstruir en varias ocasiones.