Publicado 29/01/2020 16:52:49 +01:00CET

EEUU.- General Electric pierde 4.996 millones en 2019

Anticipa una peor evolución de sus resultados en 2020 tras el fiasco del Boeing 737 MAX

BOSTON (ESTADOS UIDOS), 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El conglomerado industrial estadounidense General Electric (GE) registró pérdidas por importe atribuible de 5.439 millones de dólares (4.946 millones de euros) en 2019, lo que supone recortar en un 76% los 'números rojos' de 22.802 millones de dólares (20.736 millones de euros) del ejercicio anterior, informó la multinacional, que ha condicionado sus expectativas para 2020 a que el Boeing 737 MAX pueda regresar al servicio a mediados de año.

Los ingresos del gigante de Boston alcanzaron en 2019 los 95.214 millones de dólares (86.592 millones de euros), cifra que supone una caída del 1,8% en comparación con el año anterior.

En concreto, la facturación del negocio de electricidad retrocedió un 16%, hasta 18.625 millones de dólares (16.938 millones de euros), mientras que los ingresos del área de renovables aumentaron un 7,3%, hasta 15.337 millones de dólares (13.948 millones de euros) y los de la división sanitaria se mantuvieron estables en 19.942 millones de dólares (18.135 millones de euros).

Por su parte, la división de aviación de GE, la principal fuente de ingresos de la multinacional, registró en 2019 un crecimiento de sus ingresos del 8%, hasta 32.875 millones de dólares (29.898 millones de euros).

En el cuarto trimestre, GE obtuvo un beneficio neto atribuido de 538 millones de dólares (489 millones de euros), un 6,3% inferior al contabilizado en el mismo intervalo de 2018, mientras que los ingresos de la compañía disminuyeron un 1%, hasta 26.238 millones de dólares (23.862 millones de euros)

"El cuarto trimestre marcó un fuerte cierre de ejercicio para GE, que cumplió o excedió todas sus metas financieras para el año y se encuentra en una trayectoria positiva de cara a 2020", indicó el presidente y consejero delegado de GE, Lawrence Culp.

IMPACTO DEL BOEING 737 MAX.

A pesar de este buen tono en el cierre de 2019, GE ha anticipado que su beneficio por acción en 2020 oscilará entre los 0,50 y los 0,60 dólares, una horquilla que se sitúa por debajo de los 0,65 dólares del ejercicio 2019.

Asimismo, la multinacional espera que los ingresos de su negocio industrial crecerán organicamente en 2020 en "un solo dígito bajo", lo que supone un incremento inferior al 3%, frente al crecimiento del 5,5% en 2019.

En cualquier caso, GE ha subrayado que sus previsiones "dependen del retorno al servicio del 737 MAX", algo que la compañía, uno de los mayores proveedores de motores de Boeing, espera que tenga lugar a mediados de este año.