Publicado 30/06/2021 16:40CET

EEUU.- General Mills prevé una caída de ventas por la recuperación de hábitos de consumo previos a la Covid

Archivo - Logo de General Mills
Archivo - Logo de General Mills - GENERAL MILLS - Archivo

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El grupo estadounidense de alimentación General Mills, propietario de marcas como 'Cheerios' y 'Haagen-Dazs', prevé una disminución de sus ingresos en el actual ejercicio como consecuencia del gradual retorno de hábitos de consumo anteriores a la pandemia, como comer fuera de casa, aunque anticipa que la demanda de alimentación fuera del domicilio no recuperará por el momento el nivel previo a la Covid.

"La compañía espera que la demanda de alimentos en el hogar disminuya en el año fiscal 2022 en la mayoría de sus mercados principales, aunque se mantendrá por encima de los niveles prepandémicos", ha indicado la multinacional, que, por contra, espera que la demanda de alimentos fuera del hogar "continúe recuperándose, aunque no completamente a los niveles previos a la pandemia".

De este modo, General Mills proyecta una menor demanda agregada de los consumidores en las categorías de la compañía en el año fiscal 2022 en comparación con los niveles fiscales de 2021.

En concreto, para el ejercicio fiscal 2022, que concluirá en mayo del año que viene, la empresa espera una disminución de las ventas orgánicas de entre el 1 por ciento y el 3 por ciento por la menor demanda de los consumidores, mientras que anticipa una caída del beneficio operativo ajustado de entre el 2 por ciento y el 4 por ciento desde la base de 3.200 millones de dólares(2.688 millones de euros) del año fiscal 2021.

Asimismo, General Mills espera que su beneficio por acción ajustado en moneda constante será entre un 2 por ciento inferior y un 2 por ciento mayor que los 3,79 dólares del ejercicio fiscal 2021.

En su último año fiscal, la multinacional obtuvo un beneficio neto atribuido de 2.339,8 millones de dólares (19.653 millones de euros), un 7,3 por ciento más que en el ejercicio anterior, mientras que sus ventas aumentaron un 2,8 por ciento, hasta 18.127 millones de dólares (15.225 millones de euros).

No obstante, como consecuencia de la progresiva reapertura económica de los últimos meses, en el cuarto trimestre de su año fiscal, que concluyó el pasado mes de mayo, la compañía redujo un 33,4 por ciento su beneficio atribuido, hasta 416,8 millones de dólares (350 millones de euros), y vio caer un 9,9 por ciento sus ventas, hasta 4.523,6 millones de dólares (3.799 millones de euros).

Contador