Actualizado 02/04/2015 10:12:29 +00:00 CET

El gobernador de Arkansas pide que se revise o enmiende la polémica ley de libertad religiosa

Gobernador del estado de Arkansas, Asa Hutchinson
Foto: REUTERS

WASHINGTON, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El gobernador del estado de Arkansas, Asa Hutchinson, ha solicitado este miércoles a los legisladores estatales que revisen o enmienden la ley de Restauración de la Libertad Religiosa (RFRA), criticada por servir de pretexto para discriminar a personas por su orientación sexual sobre la base de la libertad religiosa.

   Hutchinson, miembro del Partido Republicano, ha dicho entender la división creada por la legislación y ha asegurado que su propio hijo le ha solicitado que ejerza su derecho a veto, según ha informado el diario estadounidense 'The New York Times'.

   "Lo que es importante desde el punto de vista de Arkansas es que logremos un justo equilibrio. Debemos asegurarnos de que comunicamos que no seremos un estado que no reconoce la diversidad en nuestros puestos de trabajo, nuestra economía o nuestro futuro", ha afirmado.

   Asimismo, ha subrayado que "es un proyecto de ley que en tiempos comunes y corrientes no sería controvertida", concedido que "no estamos en un momento corriente".

   La legislación ha situado a Arkansas en el centro de la polémica junto a Indiana, que recientemente ha aprobado otra ley similar. Organizaciones civiles señalan que esta ley podría justificar decisiones intolerantes hacia minorías sociales a la hora de, por ejemplo, contratar a un trabajador.

   Los gobernadores de Arkansas e Indiana han aducido que RFRA similares están vigentes en numerosos estados y que leyes equiparables fueron aprobadas por los líderes demócratas como Bill Clinton, durante su presidencia en 1993, o Barack Obama, como senador de Illinois en 1998.

   No obstante, el diario 'The New York Times' apunta a que las legislaciones de Indiana y Arkansas "contienen lenguaje que aumenta el impacto potencial", ya que esta norma se puede alegar contra personas físicas y jurídicas en juicios individuales.

   Por su parte, organizaciones civiles advierten de que este tipo de normas son usadas en más ocasiones para permitir a grupos religiosos imponer su visión sobre otras personas, que para proteger a minorías religiosas.

   La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) señala que la RFRA es un pretexto para defender posturas discriminatorias y alerta del efecto negativo en la economía local.