Publicado 05/02/2021 14:17CET

EEUU.- Harris deshace el empate en el Senado para aprobar la ayuda al coronavirus sin respaldo republicano

04 February 2021, US, Washington: US Vice President Kamala Harris addresses employees during a press conference at the Department of State Harry S. Truman Building. Photo: Freddie Everett/State Department/Planet Pix via ZUMA Wire/dpa
04 February 2021, US, Washington: US Vice President Kamala Harris addresses employees during a press conference at the Department of State Harry S. Truman Building. Photo: Freddie Everett/State Department/Planet Pix via ZUMA Wire/dpa - Freddie Everett/State Department / DPA

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, ha hecho uso de su potestad como presidenta del Senado para deshacer el empate en la votación sobre el paquete de ayuda económica de 1,9 billones de dólares desarrollado por la Administración Biden para responder a la crisis del coronavirus, ante la completa oposición de los 50 senadores republicanos de la cámara alta del Congreso.

Aunque el voto en el Senado no convierte automáticamente este nuevo presupuesto en ley, se trata de un paso crucial para su aprobación definitiva a través de la firma del presidente de Estados Unidos.

Harris ha recurrido a esta competencia con más rapidez que cualquier otro vicepresidente en la historia reciente del país, según informa The Hill. Su predecesor, Mike Pence, tardó poco más de un mes en ejercitar de esta potestad: depositó su primer voto para deshacer un empate el 7 de febrero.

La resolución incluye un mecanismo específico para configurar el nuevo programa de ayuda bajo el llamado "sistema de reconciliación", una exención sobre la negociación presupuestaria que permitirá que la propuesta salve el obstáculo del "filibustero" que preparaban los republicanos.

Esta regla permitía a los senadores seguir hablando en la sala para retrasar o bloquear la legislación que tiene el apoyo de la mayoría. La única forma de detener esta obstrucción era obtener una supermayoría de 60 votos a favor, muy difícil de conseguir.