Publicado 12/02/2020 6:51:39CET

EEUU/Irán.- Cinco estadounidenses, acusados de conspiración por intentar vender petróleo iraní a China

EEUU/Irán.- Cinco estadounidenses, acusados de conspiración por intentar vender
EEUU/Irán.- Cinco estadounidenses, acusados de conspiración por intentar vender - TWITTER - Archivo

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha arrestado y acusado de conspiración y de violación de la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional (IEEPA, por sus siglas en inglés) a cinco estadounidenses por intentar vender petróleo iraní a China.

Según un comunicado del organismo, los acusados se confabularon para comprar petróleo iraní y revenderlo a una compañía china "por grandes beneficios" entre julio de 2019 y febrero de 2020.

"Con el objetivo de enriquecerse ilegalmente, los acusados conspiraron durante más de ocho meses para idear un plan para violar las sanciones estadounidenses impuestas a Irán, en particular la prohibición de las ventas de petróleo en el extranjero", ha indicado el fiscal general adjunto de Seguridad Nacional John C. Demers.

"La venta de petróleo es el alma de la economía iraní. Al mismo tiempo que Estados Unidos aumentaba sus sanciones para presionar a Irán para que detuviera algunas de sus actividades malignas, los acusados pusieron la avaricia por delante del país", ha agregado.

Si son declarados culpables, cada uno de los acusados se enfrenta a una pena máxima de 25 años de prisión, además de una multa máxima de 1,25 millones de dólares.

En mayo de 2018, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que su país abandonaba el acuerdo nuclear firmado en julio de 2015 por la República Islámica y el grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania). El acuerdo contempla la retirada progresiva de las sanciones internacionales a cambio de una paralización de determinados desarrollos del programa atómico del régimen de los ayatolás.

Tras la retirada de Estados Unidos, el Gobierno norteamericano ha reactivado las sanciones contra el Gobierno de Teherán, especialmente contra sus sectores petroleros y financiero, mientras el resto de países firmantes siguen apostando por mantener el pacto.

Contador