Publicado 04/02/2021 11:11CET

EEUU/Irán.-Irán habla de "victoria brillante" tras la decisión de la CIJ sobre su competencia en la denuncia contra EEUU

El presidente de Irán, Hasán Rohani
El presidente de Irán, Hasán Rohani - -/Iranian Presidency/dpa - Archivo

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Irán, Hasán Rohani, ha aplaudido este jueves la decisión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de declararse competente para examinar su denuncia contra Estados Unidos por las sanciones impuestas por la Administración de Donald Trump y ha resaltado que es una "victoria brillante".

"A pesar de que Estados Unidos ha movilizado a miles de expertos para ganar esta guerra política, la nación iraní ganó el caso a través de sus juristas y diplomáticos", ha señalado, según ha informado la agencia iraní de noticias Tasnim.

Así, ha reconocido que "en el campo legal, es menos común llevar los casos ante la CIJ desde el inicio de la Revolución (Islámica, en 1979), lo que tiene sus propias razones". "En este Gobierno, decidimos llevarla ante la CIJ para resolver el asunto con Estados Unidos", ha dicho, tal y como ha recogido la agencia de noticias Mehr.

El ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, ha aplaudido igualmente la decisión de la CIJ y ha reseñado que se trata de "otra victoria legal para Irán". "Irán siempre ha respetado totalmente el Derecho Internacional. Es momento de que Estados Unidos cumpla sus obligaciones internacionales", ha valorado a través de su cuenta en la red social Twitter.

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price, ha recalcado el "gran respeto" de Washington por la CIJ, si bien ha puntualizado que Estados Unidos está "decepcionado" por el hecho de que "no se aceptaran sus bien fundamentados argumentos legales sobre que el caso está fuera de su jurisdicción".

"Si bien no estamos de acuerdo con el razonamiento del tribunal, el juicio es un fallo preliminar, no una decisión sobre los méritos. Si bien Irán podría buscar enmarcar esta decisión en un apoyo a su visión sobre los méritos, las normas de la CIJ y la ley dejan claro que la decisión sobre objeciones preliminares no es un juicio previo de los méritos", ha argumentado.

En este sentido, ha incidido durante su rueda de prensa diaria en que "durante la próxima fase de este caso Estados Unidos explicará por qué la demanda de Irán no tiene mérito". "Seguimos centrados en los peligros que suponen las actividades malignas de Irán y, por ello, estamos llevando a cabo una importante diplomacia", ha zanjado.

Teherán alega que la reactivación de las sanciones viola el Tratado de Amistad de 1955, algo con lo que Washington discrepa en términos de fondo y forma. Así, impugnó ante la CIJ la denuncia por entender que las reclamaciones iraníes eran "inadmisibles" y, además, por entender que el tribunal no tenía jurisdicción en este caso.

Sin embargo, la corte con sede en La Haya ha determinado, por quince votos a uno, que sí tiene potestad para analizar el caso, lo que da pie a un proceso que podría durar años pero que implica ya una simbólica victoria para Irán, que también había logrado que la CIJ examine otra denuncia en la que reclama a Estados Unidos 1.750 millones de dólares en bienes congelados.

Este primer caso, iniciado en 2016, se centra en los bienes del banco nacional iraní Bank Markazi incautados por tribunales estadounidenses para compensar a las familias de las víctimas del atentado con bomba contra una base de los marines en Beirut en 1983, del que Washington ha acusado a Teherán.

Las tensiones entre Washington y Teherán han aumentado desde que Estados Unidos se retirara en 2018 del acuerdo nuclear de 2015 y repuntaron en enero de 2020 después de que el Ejército estadounidense matara en un bombardeo en Irak al jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, Qasem Soleimani.

En este sentido, Irán ha anunciado hasta la fecha la retirada de sus compromisos sobre varios de los puntos del acuerdo nuclear en respuesta a la decisión de Estados Unidos, lo que ha provocado el temor en el resto de firmantes de un posible colapso del pacto.

Pese a ello, las autoridades iraníes han expresado el deseo de que Joe Biden --vicepresidente de Barack Obama en el momento de la firma del acuerdo nuclear--, pueda impulsar la vuelta de Washington al pacto y la retirada de las sanciones, consideradas por Teherán como condición indispensable para un cumplimiento total de las cláusulas por parte de Irán.