Publicado 28/04/2021 21:30CET

EEUU.- Un juez de EEUU rechaza publicar las imágenes de los policías que grabaron la muerte a tiros de Andrew Brown

Protesta contra el asesinato del ciudadano afroamericano Andrew Brown Jr a manos de la Policía de Estados Unidos.
Protesta contra el asesinato del ciudadano afroamericano Andrew Brown Jr a manos de la Policía de Estados Unidos. - TRAVIS LONG / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un juez del estado de Carolina del Norte, en la costa este de Estados Unidos, ha rechazado este miércoles la petición para hacer públicas la imágenes de las cámaras corporales de los agentes en las que se ve cómo murió tiroteado hace una semana el ciudadano afroamericano Andrew Brown Jr durante un operativo policial.

Los argumentos del juez Jeff Foster, del Tribunal Superior de Carolina del Norte, defienden que facilitar las imágenes a los medios de comunicación podrían afectar a la investigación y al posible juicio que se podrían celebrar contra los ochos agentes implicados en el tiroteo, informa la NBC.

"Su publicación en este momento supondría una seria amenaza al derecho a una investigación justa, imparcial y ordenada. La confidencialidad es necesaria para proteger una investigación interna o criminal activa".

Brown, a quien se le pretendía detener por un delito de tráfico de drogas, fue tiroteado en el interior de su vehículo en un barrio residencial de Elizabeth City. La familia reveló que fue alcanzado por cinco disparos, uno de los cuales le acertó en la nuca.

No obstante, Foster ha señalado que la familia podría tener acceso a dichas grabaciones, después de que los abogados denunciaran este semana que solo habían tenido acceso a 20 segundos de lo que registro la cámara de uno de los agentes.

En ese sentido, el juez ha dado diez días al alguacil del condado de Pasquotank, Tommy Wooten, para que facilite a la familia las imágenes grabadas por las cámaras corporales de cuatro de los ocho agentes que participaron el operativo. En ellas, ha subrayado, los rostros y los número de identificación de los policías no deben estar difuminados.

En algunos estados de Estados Unidos las imágenes que graban los agentes, ya sean las de sus cámaras corporales o las que hay en los salpicaderos de sus vehículos se consideran de dominio público, pero no es el caso de Carolina del Norte, donde se necesita una orden judicial para poder acceder a ellas.

La muerte de Brown hace una semana ha provocado desde entonces una serie de protestas diarias en Elizabeth City y en otros puntos del estado, cuando se cumplen pocas semanas de la sentencia de culpabilidad del agente de la Policía de Mineápolis que asesinó hace un año a George Floyd, lo que generó una ola de indignación no solo en Estados Unidos, sino en todo el planeta contra la violencia policial y el racismo presente en las instituciones.

Contador