Actualizado 28/01/2015 12:46:00 +00:00 CET

Justicia de EEUU sentencia a 14 años de prisión a los hermanos Flores por tráfico drogas

CHICAGO (ESTADOS UNIDOS), 28 Ene. (Reuters/EP) -  

   Los hermanos Pedro y Margarito Flores, quienes lideraron una gigantesca organización de distribución de drogas en la ciudad estadounidense de Chicago para carteles mexicanos, han sido sentenciados este martes a 14 años de prisión, pese a ayudar a Estados Unidos a condenar a más de una decena de narcotraficantes con sus confesiones.

   Los fiscales alabaron a los hermanos Flores, de 33 años y nacidos en Estados Unidos, por arriesgar sus vidas para grabar a Joaquín 'El Chapo' Guzmán --quien fuera líder del cartel de Sinaloa y que ahora está en una prisión mexicana-- y a otros miembros de la organización, y le pidieron al juez de distrito Rubén Castillo que considerara sentencias de 10 años para ellos.

   Sin embargo, Castillo ha señalado que ha impuesto una pena más alta "a la luz de la devastación que causaron a esta ciudad y a su país".

Relacionadas

   Castillo le dijo a los hermanos Flores, que se disculparon por sus delitos, que cumplirán cadena perpetua más allá de lo que haga la justicia, ya que vivirán amenazados por la posibilidad de una venganza de parte de los cárteles cuando salgan de prisión.

   "Cada vez que pongan un auto en marcha se preguntarán si el auto va a arrancar o a explotar", ha señalado.

   Los hermanos Flores manejaron desde 2005 grandes cargamentos  de cocaína y otras drogas para el cartel de Sinaloa y el de los Beltrán Leyva. Ellos recibían la carga en Chicago y la distribuían a vendedores en Filadelfia, Nueva York, Detroit y otras ciudades.

   Sus operaciones movían entre 1.500 y 2.000 kilos de cocaína al mes a Chicago y enviaron unos 1.800 millones de dólares por las ventas a México. Como parte de su acuerdo, entregaron más de 3.600 millones de dólares.

   En 2008, los hermanos Flores se acercaron voluntariamente al Gobierno de Estado Unidos. Tras un año de colaboración como encubiertos, se entregaron y lograron un acuerdo de culpabilidad en el que admitieron el delito de tráfico de drogas.