Actualizado 17/12/2013 21:04 CET

EEUU.- Lula carga contra Obama por el espionaje de la NSA al Gobierno y las empresas de Brasil

BRASILIA, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ha cargado contra el presidente estadounidense, Barack Obama, por el espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos al Gobierno y las empresas de Brasil.

"Me pregunto dónde está la decisión judicial que permite escuchar a alguien y cuál fue el delito que cometió Dilma (Rousseff, la actual presidenta brasileña). ¿Dónde está la democracia?", ha cuestionado durante un foro sobre la pobreza en América Latina y África.

Además, ha ironizado sobre el alcance del espionaje estadounidense. "Solo Dios sabe si están grabando lo que estamos hablando aquí", ha dicho, en declaraciones recogidas por el diario brasileño 'Folha de Sao Paulo'.

Lula también ha criticado la intención de Estados Unidos de intervención militarmente en Siria en respuesta al supuesto uso de armas químicas por parte del Gobierno de Bashar al Assad, acusándole de utilizar el mismo argumento que para invadir Irak en 2003.

"Como todo el mundo, quedé horrorizado al ver las imágenes de niños muertos (en Damasco, supuestamente gaseados) y me gustaría no haber tenido que verlas, pero ¿Quién dice que sabe quién lo hizo?", ha preguntado.

El líder socialista también ha criticado el papel de Naciones Unidas en este asunto. "Si no creamos una gobernanza global que pueda colocar a (la canciller alemana) Angela Merkel y a Dilma en igualdad de condiciones, vamos a tener un problema serio", ha advertido.

EL ESPIONAJE

El escándalo se destapó el pasado 2 de septiembre, cuando la cadena brasileña O'Globo reveló que la NSA espió a Rousseff y al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, cuando aún era el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a las elecciones del 1 de julio de 2012.

De acuerdo con esta información, la NSA espió llamadas telefónicas, correos electrónicos y mensajes de texto de Rousseff y varios de sus "asesores clave", así como de Peña Nieto y nueve miembros de su equipo de campaña electoral.

Tras ello, los ministerios de Exteriores de Brasil y México convocaron con carácter de urgencia a los embajadores estadounidenses en sus respectivos territorios para pedir explicaciones sobre el espionaje a sus presidentes.

Además, Brasil amenazó con llevar este asunto a Naciones Unidas, mientras que México propuso imponer sanciones multilaterales a Estados Unidos, si finalmente se demuestra que el contenido de los documentos de la NSA es cierto.

Sin embargo, las revelaciones han continuado. Según los documentos filtrados por el ex agente de la NSA Edward Snowden, la NSA también ha espiado a Petrobras, empresa pública brasileña que ha descubierto varias de las mayores reservas de petróleo mar adentro.

A ello, la revista brasileña 'Istoé' ha sumado que Estados Unidos ha puesto en marcha --con la ayuda de Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda-- el programa 'Echelon' con el que espía desde la isla de Ascensao, en el Atlántico Sur, las comunicaciones de Brasil, Argentina, Uruguay, Venezuela y Colombia.