Publicado 14/06/2020 09:59CET

EEUU.- Al menos 36 detenidos por las protestas y disturbios en Atlanta contra la muerte de Rayshard Brooks

EEUU.- Al menos 36 detenidos por las protestas y disturbios en Atlanta contra la
EEUU.- Al menos 36 detenidos por las protestas y disturbios en Atlanta contra la - Alyssa Pointer/TNS via ZUMA Wire / DPA

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Al menos 36 personas han sido arrestadas en Atlanta como consecuencia de la muerte del joven de raza negra Rayshard Brooks por disparos de la Policía tras un enfrentamiento con los agentes cuando estaba siendo detenido, según ha confirmado el departamento policial de la ciudad a la cadena CNN.

La secuencia completa de los acontecimientos está bajo investigación. El incidente comenzó en el aparcamiento de un restaurante de comida rápida de la ciudad, esta pasada noche cuando, según el informe de la Policía, los agentes se acercaron a Brooks, de 27 años, que se había quedado dormido en su coche, y bloqueaba el paso de los clientes.

La Policía realizó una prueba a alcoholemia a Brooks, que dio positivo, e intentaron ponerle bajo custodia.

De nuevo según el informe policial de los acontecimientos recogido por el 'Atlanta Journal', en ese momento se produjo un forcejeo durante el que Brooks intentó arrebatar de manos de uno de los agentes una pistola de descargas eléctricas antes de darse a la fuga, momento en que los agentes abren fuego y matan al joven.

La propia Policía de Atlanta ha indicado que todavía sigue recopilando imágenes de cámaras de seguridad y las recogidas por los testigos del incidente para tener una panorámica completa de lo sucedido.

Las consecuencias del suceso fueron inmediatas. El primer agente, Devin Brosnan, se encuentra bajo despido temporal administrativo. El segundo, Garrett Rolfe, presunto autor de los disparos, ha sido despedido, y la jefa de Policía de Atlanta, Erika Shields, ha dejado el cargo.

El escenario del crimen ha sido escenario de fuertes protestas que han culminado en el incendio provocado del restaurante antes de la intervención de la Policía, que dispersó a los concentrados con gases lacrimógenos.