EEUU/México.- Los gobernadores de los estados-frontera con México piden la aprobación de la reforma migratoria

Actualizado 26/08/2006 6:14:20 CET

AUSTIN (TEXAS, ESTADOS UNIDOS), 26 Ago. (EP/AP) -

Los gobernadores de Texas, California, Nuevo Mexico y Arizona firmaron el viernes una carta donde exhortan a los legisladores federales a aprobar una amplia reforma migratoria antes de que concluya el año 2006, acusando al mismo tiempo al Congreso de desatender su responsabilidad de reforzar la seguridad en la frontera con México.

Los líderes estatales también se unieron a los gobernadores de seis estados mexicanos en la firma de una declaración conjunta, en la cual acordaron estar muy atentos para detectar e impedir la actividad criminal a lo largo de la frontera compartiendo información sobre asuntos como el tráfico de personas, de drogas y de armas.

"Ninguna sociedad civilizada que valore la libertad y los derechos del individuo puede permitir la amenaza delictiva única que existe a lo largo de nuestra frontera internacional sin estar muy al tanto de ella y sin ofrecerle resistencia", dijo Rick Perry, gobernador de Texas, durante la ceremonia de clausura de la Conferencia de Gobernadores Fronterizos, efectuada a lo largo de dos días.

En la carta enviada al presidente de la Cámara de Representantes, Dennis Hastert, y a Bill Frist, líder de la mayoría republicana en el Senado, los gobernadores dijeron que los ciudadanos y los extranjeros están perdiendo el respeto a la aplicación del estado de derecho, gracias a seis años de aplicación realajada e ineficiente de las normativas legales en las fronteras.

"En lugar de estar efectuando decenas de audiencias en diversos lugares que sirven para poco sino para agitar el descontento, los exhortamos a que regresen a trabajar y aprueben leyes que pongan en primer lugar el interés de los contribuyentes fiscales y solucionen esta crisis de una vez por todas", afirmaron los gobernadores en su carta.

Los miembros del Senado y de la Cámara de Representantes a nivel federal han aprobado este año propuestas de ley distintas que tratan el tema de la inmigración y la seguridad fronteriza, pero aún tienen que llegar a consensos en torno a las diferencias entre ambas versiones.

Los líderes republicanos en la cámara baja efectuaron una serie de audiencias durante el verano después de que el Senado aprobó un programa de trabajadores invitados y una posible ruta para obtener la ciudadanía para millones de indocumentados. El proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes se enfoca en hacer respetar las leyes, y no tiene una cláusula para inmigrantes ilegales ni para futuros trabajadores invitados.

Las audiencias, que aún no han terminado, han sido criticadas como una maniobra política para demorar la legislación migratoria y para ayudar a los candidatos republicanos en un año electoral.