Publicado 06/07/2020 19:25CET

EEUU.- Los miembros del Colegio Electoral de EEUU no podrán cambiar su voto en las elecciones presidenciales

Corte Suprema de los Estados Unidos, Washington
Corte Suprema de los Estados Unidos, Washington - GETTY - Archivo

George W. Bush en 2000 y Donald Trump en 2016 fueron elegidos presidentes pese a perder en voto popular

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha determinado que los estados podrán prohibir a sus miembros electos al Colegio Electoral votar a un candidato distinto al que haya ganado en sus respectivas circunscripciones.

La sentencia, apoyada por unanimidad por los nueve jueces del Supremo, supone una importante reforma para el Colegio Electoral, un órgano intermedio creado hace más de 200 años que es el que finalmente elige al presidente. Sin embargo, persistirá la polémica por la que dos de las cinco últimas elecciones han deparado un presidente distinto del que ha ganado en voto popular: George W. Bush en 2000 y Donald Trump en 2016.

En los últimos comicios siete de los 538 miembros del Colegio Electoral votaron de forma diferente a la mayoría de sus circunscripciones y muchos de ellos en contra de Donald Trump. Tres de ellos electos por el estado de Washington apoyaron a Colin Powell para evitar votar por Trump y fueron multados con 1.000 dólares cada uno.

Los tres recurrieron en los tribunales por inconstitucionalidad en un caso que es el que ahora se salda a favor de los estados y su capacidad para forzar que los miembros del Colegio Electoral voten a favor de los candidatos que más votos lograron en los comicios.

"El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha reafirmado hoy por unanimidad el principio fundamental de que el voto del pueblo es el que más importa a la hora de elegir presidente", ha indicado el fiscal general de Washington, Bob Ferguson.

Hasta 32 estados y el Distrito de Columbia tienen leyes en vigor que obligan a los miembros del Colegio Electoral a alinearse con el voto popular, pero solo en once de ellos la ley ampara la anulación del voto de estos intermediarios o su destitución.