Actualizado 17/04/2014 05:23 CET

Obama acusa a los republicanos de obstaculizar la reforma migratoria

 Barack Obama
Foto: KEVIN LAMARQUE / REUTERS

WASHINGTON, 17 Abr. (Reuters/EP) -  

   El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha acusado de nuevo a los republicanos de obstaculizar la reforma migratoria y les ha pedido que oigan el deseo del pueblo estadounidense, en un mensaje que ha sido respondido por el líder de la mayoría republicana de la Cámara de Representantes, Eric Cantor, que critica la actitud de Obama y reclama más atención para la clase media.

   En este intercambio de comunicados entre ambas fuerzas políticas, el mandatario estadounidense insiste en lamentar que la Cámara de Representantes no haya tomado medidas respecto a esta cuestión y denuncia que "prefieren el 'status quo' de un sistema de inmigración quebrado en lugar de una reforma significativa".

   Por ello, reclama la importancia de llevar esta reforma, impulsada por el propio presidente, al pleno de la Cámara. El presidente ha convertido la reforma migratoria en una de sus principales prioridades, incluso aunque su administración ha aplicado agresivamente las leyes existentes, deportando unos 2 millones de personas desde que alcanzó la Presidencia.

   El Senado, con mayoría demócrata, aprobó un proyecto de ley de inmigración justo hace un año, pero los esfuerzos por modificar la legislación se han estancado en la Cámara de Representantes, que es controlada por los republicanos. Con el objetivo de dar la vuelta a esta situación, Obama ha reclamado una conversación privada con Cantor para abordar esta cuestión.

   Por su parte, el líder de la mayoría republicana de la Cámara de Representantes ha respondido diciendo que "después de cinco años, el presidente Obama todavía no ha aprendido cómo se trabaja en el Congreso". En este comunicado, Cantor lamenta los ataques del presidente a las personas con las que quiere emprender un diálogo serio.

   Se estima que más de 11 millones de personas se encuentran en Estados Unidos en situación irregular. Muchos son niños que ingresaron al país a través de la frontera sur con México de la mano de sus padres, que en gran medida son empleados de empresas estadounidenses que buscan mano de obra no cualificada.