Actualizado 08/08/2015 20:35 CET

Obama conmemora el 50 aniversario del fin de la discriminación racial en las elecciones de EEUU

NUEVA YORK, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha conmemorado este sábado el 50 aniversario de la entrada en vigor de la ley de votación de 1965 que ponía fin a la discriminación racial en las elecciones de Estados Unidos, firmada el 6 de agosto de 1965 por su predecesor, Lyndon Johnson, en lo que supuso "una de las más grandes victorias en la lucha por los derechos civiles".

   "El derecho a voto es uno de los derechos más fundamentales de cualquier democracia pero, durante demasiado tiempo, demasiados de nuestros ciudadanos vieron negado ese derecho simplemente por el color de su piel", declaró Obama durante su discurso semanal.

    El presidente ha recordado que ese triunfo "no ocurrió de la noche al día", sino gracias a las marchas protagonizadas "por incontables hombres y mujeres" a favor de "los derechos más básicos". Estos hombres y mujeres, recordó Obama, "fueron llamados agitadores, antiamericanos, y fueron encarcelados y apaleados; algunos asesinados". Pero, al final, "reafirmaron la idea de que la gente que ama a este país es capaz de cambiarlo".

   El presidente Obama destacó, con todo, "que todavía quedan muchas barreras y hay demasiada gente que quiere imponer otras más", específicamente diseñadas "para que los ciudadanos tengan más difícil votar". Obama se refirió a leyes que afectan a la votación anticipada o la eliminación de votantes en el registro. "En una democracia como la nuestra", subrayó, "es una desgracia".

   El presidente quiso terminar haciendo un llamamiento a la participación democrática -- "votad a cada ocasión que tengáis"-- y reiteró que es labor de todos los estadounidenses conseguir que la promesa de que "todos somos creados iguales" se haga realidad.