EEUU.- Pelosi duda de la capacidad de El Salvador para alcanzar un acuerdo migratorio con EEUU

Publicado 10/08/2019 5:28:53CET
Nancy Pelosi
Nancy PelosiMichael Brochstein/ZUMA Wire/dpa

SAN SALVADOR, 10 Ago. (Reuters/EP) -

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, ha mostrado este viernes su preocupación por la capacidad de El Salvador de alcanzar un acuerdo migratorio con la Administración Trump.

Durante una visita al país centroamericano, Pelosi y otros congresistas demócratas han criticado la agenda de inmigración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en un momento en que el presidente republicano está presionando a México y Centroamérica para que tomen medidas drásticas contra los solicitantes de asilo.

Así, los demócratas se han mostrado escépticos sobre el hecho de que el Gobierno de Estados Unidos esté buscando alcanzar acuerdos migratorios con Honduras y El Salvador, similares al que firmó recientemente con Guatemala, lo que ampliaría la zona intermedia para los migrantes cuya meta es territorio estadounidense.

"No lo considero una solución", ha dicho Pelosi. "Cuando estuvimos en Guatemala, preguntamos cuáles eran los detalles de ese acuerdo y nos dijeron que en realidad no había sido escrito. Así que creo que queda por ver si es una buena idea y no la alentaría", ha agregado.

Bajo ese acuerdo, Guatemala aceptó convertirse en un "tercer país seguro", lo que significa que los migrantes tendrían que buscar asilo en el país centroamericano y no en Estados Unidos. Sin embargo, los críticos han cuestionado la capacidad de este país --víctima de la pobreza y violencia-- para manejar un aumento de solicitudes de asilo.

Por su parte, el demócrata Henry Cuéllar, ha afirmado que cree que es "muy difícil" que se produzca este acuerdo. "Somos de la opinión de que sería muy difícil hacer esto, y por esa razón nos gustaría hacer todo para no tener este tipo de acuerdo", ha indicado.

Pelosi y otros miembros de la delegación que se encuentra visitando Centroamérica han denunciado la política del Ejecutivo liderado por Trump de separar a las familias de los migrantes; una política que la demócrata ha calificado de "totalmente inaceptable".

Algunos miembros de esta delegación también han criticado los esfuerzos del Gobierno para sacar a 200.000 salvadoreños de Estados Unidos retirándoles su residencia bajo el llamado "estatus de protección temporal".

"El Salvador no podría absorber a todos los que están en Estados Unidos en este momento", ha dicho Lucille Roybal-Allard, congresista demócrata por California. Por otro lado, Jim McGovern, demócrata de Massachusetts, ha realizado una dura evaluación de la política exterior de Estados Unidos durante la guerra civil de El Salvador de 1980-1992, que enfrentó a rebeldes izquierdistas contra una serie de gobiernos militares respaldados por Estados Unidos.

"Tomamos partido en esa guerra, proporcionamos mucha ayuda militar, incluso a los que asesinaron a esos jesuitas sin condicionarlos a los derechos humanos", ha señalado McGovern en la Universidad de América Central, lugar de un asesinato de sacerdotes jesuitas en 1989 durante la guerra

"Cuando terminó la guerra, nuestra ayuda se redujo drásticamente. Deberíamos habernos quedado y ayudar a reconstruir este país. No lo hicimos", ha agregado. "Deportamos a pandilleros a El Salvador. Tenemos una obligación moral con este país", ha concluido.

Contador

Para leer más