Publicado 15/03/2021 14:23CET

EEUU.- La Policía de EEUU planea reducir el vallado y la presencia de efectivos de la Guardia Nacional en el Capitolio

Archivo - Simpatizantes del presidente Donald Trump enfrentándose a la Policía durante la toma del Capitolio de EEUU
Archivo - Simpatizantes del presidente Donald Trump enfrentándose a la Policía durante la toma del Capitolio de EEUU - JOHN HARRINGTON / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía del Capitolio planea reducir el vallado que rodea el edificio y estudia la posibilidad de rebajar la presencia de efectivos de la Guardia Nacional, en medio del debate existente entre adoptar más medidas de protección ante amenazas derivadas del clima político y las críticas de algunos legisladores, que apuntan a que las medidas de seguridad son excesivas.

La iniciativa, según un correo electrónico interno al que ha tenido acceso la cadena de televisión CNN, incluye retirar parte de las vallas colocadas a lo largo del recinto en las próximas dos semanas y usar aparcamientos de bicicleta en algunas zonas para crear una barrera entre la Policía y las posibles amenazas, lo que daría a los agentes tiempo para reaccionar.

La Policía del Capitolio aún considera que opera en un ambiente de amenaza elevada debido al "clima político" estadounidense actual y al "incremento del extremismo violento doméstico", según el correo electrónico. A su juicio, los ataques procedentes de una única persona, lo que coloquialmente se conoce como 'lobo solitario', son el mayor riesgo.

No obstante, el cuerpo policial mantiene que no hay ninguna amenaza conocida ni creíble contra el Capitolio, aunque ha especificado que estos planes pueden cambiar si los agentes saben de nuevas amenazas.

Lo que no está en el aire es la permanencia en el lugar de 2.300 miembros de la Guardia Nacional, que estarán desplegados hasta el 23 de mayo para reforzar la seguridad. El refuerzo se ha reducido en un 50 por ciento respecto a la actualidad, ya que son 5.100 los agentes que protegen la sede del poder legislativo.

Partidarios de Trump asaltaron el Capitolio cuando el Congreso celebraba una sesión conjunta para ratificar la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales, celebradas el 3 de noviembre. El expresidente Donald Trump rechazó repetidamente el resultado electoral, afirmando que se había producido un "fraude", aunque sin proporcionar pruebas al respecto.

El incidente dejó cinco muertos. Al menos 280 personas han sido arrestadas por estar presuntamente involucradas en el asalto al Capitolio y se han presentado cargos contra más de 300.