Publicado 19/12/2020 20:40CET

EEUU.- Pompeo apunta a Rusia y Trump a China por el reciente ataque informático

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el Despacho Oval junto al secretario de Estado, Mike Pompeo
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el Despacho Oval junto al secretario de Estado, Mike Pompeo - LEIGH VOGEL - POOL VIA CNP / ZUMA PRESS / CONTACTO

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, ha afirmado que está "bastante claro" que Rusia sería responsable del reciente ataque informático sufrido por la Administración estadounidense, pero el presidente del país, Donald Trump, ha cuestionado esta implicación y ha señalado a China.

"Rusia siempre es sospechosa cuando pasa algo, pero China podría estar también tras estos ataques informáticos", ha publicado Trump en su cuenta personal en Twitter en un mensaje que rompe así días de silencio sobre este asunto.

Trump ha asegurado que no se sopesa la responsabilidad de China "principalmente por motivos económicos" y ha restado gravedad a los ataques. Así, ha señalado a los medios de comunicación por dar más importancia de lo razonable a estos ataques, ya que "todo está bajo control".

Pompeo el viernes en una entrevista radiofónica señalaba a Rusia por los ataques: "Podemos decir que está bastante claro que fueron los rusos los responsables de estas acciones". Sin embargo, dijo no poder dar más detalles de los mismos por la investigación en marcha.

La Agencia de Seguridad de las Infraestructuras y la Seguridad Informática (CISA, por sus siglas en inglés), integrada en el Departamento de Seguridad Interior, ha confirmado ataques contra agencias estatales e infraestructura de importancia crítica "al menos desde marzo".

Medios estadounidenses apuntan a ataques al Departamento del Tesoro y al Departamento de Comercio, así como a otras agencias gubernamentales. El viernes el Departamento de Energía reconoció haberse visto afectado. Las autoridades han recomendado desactivar el programa SolarWinds, que podría haber sido el origen del ataque.

Los atacantes han "demostrado paciencia, seguridad operativa y capacidad de trabajo complejo con estas intrusiones", ha explicado la CISA, que ha reconocido que eliminar el origen del ataque será "muy difícil".